El presidente del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa), Ricardo Negri, y el director nacional de la Gendarmería Nacional, Gerardo Otero, firmaron un convenio de cooperación interinstitucional para maximizar la utilización de los recursos para proteger y preservar el estatus fitozoosanitario y la inocuidad de los alimentos de la Argentina.

En tal sentido, el titular del Senasa explicó que “este convenio es muy importante porque nos mejora la capacidad operativa en barreras y fronteras. De esta manera trabajando junto con la Gendarmería se fortalece la fiscalización del Senasa en los puestos de control y en la prevención de enfermedades y plagas en áreas críticas como pueden serlo la Mesopotamia y la frontera norte del país”.

“En todo lugar donde haya un puesto de control se puede verificar inocuidad de los alimentos que llegan a la mesa de los argentinos, protegiendo así la salud de los consumidores”, sostuvo Negri.

Mediante este acuerdo, el Senasa autoriza funciones específicas al personal de Gendarmería destacado en los Pasos Fronterizos Internacionales, en lo que respecta al control documental zoofitosanitario y verificación de la numeración e inviolabilidad de precintos en transportes de cargas de incumbencia del Organismo sanitario, en condición de tránsito internacional por el territorio nacional, en los denominados “Tránsito Terceros Países” o en el caso particular “Tránsito País/País” (Chile-Argentina-Chile).

Además en lo relacionado al control e inspección de vehículos particulares menores, cabinas de transporte de cargas generales o específicas, transporte público de pasajeros, pasajeros y equipaje acompañado, a fin de detectar productos y subproductos de origen vegetal, animal y animales vivos, considerados de ingreso restringido o prohibido al territorio nacional.

También en las áreas limítrofes de fronteras o en zonas aledañas a los pasos internacionales, con el objetivo de detectar movimientos informales o clandestinos de productos y subproductos de origen vegetal, animal y animales vivos de ingreso restringido o prohibido país.

Asimismo, el Senasa ofrecerá al personal de la Fuerza de Seguridad, las instalaciones, comunicaciones y conectividad en los distintos puestos de control y de barrera sanitaria, lo cual les permitirá llevar adelante sus tareas específicas de control. Se facilitarán mutuamente la red de comunicaciones, la base de datos informáticos y la mantención del sistema de las normas actualizadas de interés común.

El Senasa deberá planificar los cursos teórico-prácticos presenciales o de dictado virtual (online) destinados a la capacitación del personal de Gendarmería, además de participar de manera conjunta en seminarios de capacitación y actividades afines, tanto a nivel internacional como nacional.

Ambos organismos pondrán a disposición sus centros de capacitación para el cumplimiento de los objetivos de interés común y para llevar a cabo la ejecución de acciones conjuntas en materia técnica-pericial, especialmente en la toma de muestras y análisis de sustancias en los distintos laboratorios de la Gendarmería en todo el país.