“La prevención es la mejor política para evitar las enfermedades. Con esta Ley y con la  aprobada la sesión pasada (que instituye el 20 de diciembre “Día de la Prevención de la Obesidad Infanto-Juvenil”) queda en evidencia la preocupación de la  Ciudad de Buenos Aires en encarar esta problemática, que hace que la Argentina tenga el triste mérito de encabezar el ranking de ser en el país con mayor obesidad infantil en    años”, afirmó Patricia Vischi.

Esta ley indica mecanismos para establecer políticas orientadas a la promoción, asistencia y rehabilitación de la obesidad en los niños, niñas, adolescentes y jóvenes de la Ciudad.

“Para luchar contra la epidemia de obesidad infantil y sus enfermedades asociadas, la responsabilidad individual no es suficiente. Es una enfermedad que es esencial abordarla desde distintos ángulos, y de una manera integral entre los actores sociales que interactúan con los niños y adolescentes, siendo vitales las campañas de concientización y educación acerca de las ventajas de consumir y establecer hábitos alimenticios sanos y a estimular la actividad física constante”, expresó la autora de esta Ley.

Es indispensable implementar políticas para garantizar a toda la población el acceso a alimentos saludables y disminuir el consumo de alimentos no saludables, esta ley amplía y mejora  lo establecido en la legislación vigente.