La Secretaría de Gobierno de Agroindustria de la Nación, a cargo de Luis Miguel Etchevehere, participó del “Taller Internacional de Sistemas de Trazabilidad de Recursos Hidrobiológicos en América del Sur para optimizar la gestión pesquera y combatir la pesca ilegal”, organizado de manera conjunta por el Ministerio de la Producción y Trabajo, y la World Wildlife Fundation en Perú, entre el 5 y el 7 de Febrero.

Durante el encuentro llevado a cabo en Lima, el director Nacional de Coordinación y Fiscalización Pesquera de la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura de la Nación, Mauricio Remes Lenicov, destacó que “actualmente los mercados internacionales tales como la Comunidad Europea, China, Estados Unidos y Japón requieren que los productos pesqueros cumplan con las exigencias para su exportación. Para ello deben contar con una trazabilidad que garantice su origen legal y la seguridad alimentaria”. Y agregó: “En el corto plazo aquellos productos que no sean trazables afrontarán serias dificultades para ser comercializados en estos grandes mercados, del mismo modo que ocurrió con las certificaciones de captura legal”.

Del taller participaron delegaciones de Brasil, Chile, Ecuador, Perú y Estados Unidos; y representantes de las diversas instituciones civiles, quienes debatieron sobre Trazabilidad y la pesca ilegal, problemática de nivel mundial que afecta a los recursos y ecosistemas marinos, y perjudica a las empresas e industrias formales, a las plantas, pescadores legales, entre otros. Esta situación impacta directamente sobre la economía de las comunidades costeras y continentales, por lo cual es necesario utilizar las herramientas que confiere la Ley Federal de Pesca.

En este sentido Argentina continúa trabajando en forma conjunta a nivel internacional, y forma parte de la Red de intercambio de información y experiencias entre países de América Latina y el Caribe para prevenir, desalentar y eliminar la pesca Ilegal, No Declarada y No Reglamentada (INDNR).

Sobre este punto, Remes Lenicov señaló “la inminente implementación de un sistema de trazabilidad para nuestros recursos pesqueros. Este proyecto conjunto entre la cartera agroindustrial nacional, la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) y el Senasa, requerirá de un fuerte acompañamiento del sector, que deberán involucrarse en el funcionamiento del sistema para emitir la guía única de tránsito que será de cumplimiento obligatorio en el corto plazo”.

Cabe recordar que existe un consenso mundial respecto a que las actividades pesqueras industriales y de menor escala deben estar debidamente trazadas, identificando en su cadena productiva la procedencia legal, considerando las etapas de extracción, desembarque, transporte, proceso y comercialización de los recursos pesqueros, siendo de vital importancia fortalecer la gestión de las actividades pesqueras en todos sus niveles y complementarlas con las diversas instituciones y organizaciones gubernamentales y no gubernamentales, así como el uso de herramientas tecnológicas de todos los participantes en la cadena productiva pesquera, lo cual sin dudas aportará un valor agregado y mejores benéficos económicos al sector.

Esto representa un nuevo reto para las administraciones pesqueras de todos los países, para lo cual Argentina está trabajando a través de la profundización del programa destinado al fortalecimiento tecnológico e institucional de los organismos de control y vigilancia. De esta manera, se ejecutan proyectos como la instalación de cámaras a bordo de buques pesqueros (prueba piloto), y esquemas de documentación electrónica, como partes de pesca, certificados de captura y guía única de transito que posibilitarán una mejor administración, control efectivo y sobre todo la trazabilidad de todos los productos pesqueros a lo largo de la cadena de valor.

Finalmente durante el encuentro, se han discernido temas de relevancia por expositores y autoridades de diferentes países e instituciones, tales como: La importancia de la trazabilidad y pesca INDNR en la región de América del Sur; avances en sistemas de trazabilidad en pesquerías; identificación de desafíos para combatir la pesca ilegal y oportunidades de colaboración entre gobiernos y los retos de la trazabilidad en las cadenas de valor.