Eficiencia operacional y conectividad de los equipos son algunas de las tendencias de innovación para el segmento de construcción. Basada en estos conceptos, CASE remodeló su línea de productos y presenta novedades también para el área de servicios y mantenimiento.

Realidad virtual y Realidad Aumentada – Las gafas basadas en realidad virtual y gafas de realidad aumentada son novedades de la marca. El primero funciona como una computadora holográfica y permite que los interesados puedan interactuar con máquinas y componentes en un entorno virtual, el segundo, en cambio, utiliza la proyección de imágenes en un ambiente real. Este concepto funcionará como material de apoyo a los clientes en los próximos años para la demostración de equipos, la resolución más rápida de problemas de forma remota e interacción con técnicos de campo.

Utilizando la realidad aumentada, la asistencia de la fábrica podrá compartir imágenes en 3D, manuales y esquemas con los mecánicos en campo. Los expertos de CASE, basándose en la información recibida por videoconferencias o compartiendo imágenes, pueden orientar a los profesionales sobre cómo deben proceder en cada situación.

Este servicio dará más agilidad durante las llamadas, ya que las largas distancias y las barreras geográficas no dificultarán las asistencias. “Es como si la fábrica estuviera casi presencial con el mecánico que la requiere en el campo. Es decir, terminamos una atención en Pará y, a pocos minutos podemos dar soporte a un cliente de Rio Grande do Sul “, ejemplifica Relton Cesar, gerente de Servicios de CASE.

La Realidad Virtual podrá aplicarse en entrenamientos de formación de operadores, en demostraciones de producto o incluso para entregas técnicas. Un operador puede conocer todos los recursos de un equipo, sus límites operativos y los principales puntos de mantenimiento en el entorno virtual.

El taller en el campo – La marca RAM también presenta un coche exclusivo del equipo de servicio CASE para visitas, entrenamientos y entregas técnicas en el campo, que inicialmente será utilizado en la región de São Paulo, en Brasil. La propuesta es que este vehículo sirva de modelo para otros de la fábrica y de la red de concesionarios.

La Dodge RAM es 100% personalizada y equipada con capot de fibra, generador de energía, compresor de aire, máquina de soldadura, lavador de alta presión, depósito de agua de cien litros, prensa para diez toneladas, elevador eléctrico de carga, morsa, armario para herramientas, además de un banco retráctil.

Con estos equipos, el auto se convierte en un taller móvil. “Podemos atender a aquellos que necesitan un soporte mayor y hacer algunos ajustes con las herramientas disponibles en el vehículo, como soldaduras y desmontajes usando la prensa”, explica Cesar.

Código QR – CASE también anuncia la implementación del Código QR en las máquinas. Con esta novedad, los operadores tienen acceso a una biblioteca de vídeos sobre mantenimientos e intervenciones que pueden ser ejecutadas por ellos. Estos códigos estarán en las retroexcavadoras 580N a partir de diciembre. Los demás modelos recibirán los códigos a lo largo del año.

Un año de garantía para piezas – Otra novedad es la extensión de la garantía de piezas genuinas de la fábrica de seis meses a un año. Este cambio vale para todas las piezas compradas e instaladas por los concesionarios CASE. Para los productos adquiridos en el mostrador e instalados por el cliente, la garantía es de tres meses.