Es que el gobierno fijó hoy nuevos precios provisorios del bioetanol con un incremento del 4,18 por ciento para el derivado de la caña de azúcar, el cual podría tener impacto sobre el valor de las naftas.

La medida fue a dada a conocer mediante la Resolución 225/18 publicada en el Boletín Oficial. “Fíjase en pesos veintidós con ciento sesenta milésimas ($22,160) por litro, el precio de adquisición del bioetanol elaborado a partir de caña de azúcar para su mezcla obligatoria con nafta en el marco de lo dispuesto por la Ley N° 26.093, el cual regirá para las ventas realizadas a partir del 1 de diciembre de 2018 hasta la publicación de un nuevo precio que lo reemplace”, establece.

A principios de mes, las principales petroleras del país dispusieron una rebaja de entre el 1 y el 1,5 por ciento en el precio de las naftas. Sin embargo, la escalada del combustible vegetal sumada a la del dólar, que en este período trepó casi un 3 por ciento, podría ahora desactivarla.

Los biocombustibles son los únicos productos regulados por ley hasta el año 2021 y el Ministerio está obligado a reflejar en los precios el costo de producción y una ganancia razonable.