Luego del impacto de la peor sequía de los últimos cincuenta años, la incertidumbre macro originada en la crisis cambiaria, la reintroducción de retenciones, la reducción de la disponibilidad de crédito, el alto costo financiero, por citar algunos hechos que caracterizaron el año pasado, según la Fundación Mediterránea, a futuro las expectativas favorables en la próxima cosecha hasta el momento son positivas, y le permitirían al sector de maquinaria agrícola recuperar parte del terreno perdido durante 2018. En este sentido, según la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, informó que la cosecha de fina concluyó con un récord productivo de 23,1 millones de toneladas, un 9 % superior al ciclo previo. Además, el trigo también registró un nuevo récord en el volumen recolectado con 19 millones de toneladas, mientras que la cebada alcanzó el rendimiento más alto de los últimos 11 años con 43,3 qq/ha y una producción que se elevó a 4,1 millones de toneladas.

Frente a este escenario de grandes expectativas, la marca norteamericana regresa a la megamuestra con espíritu renovado. “Expoagro es un momento que desde John Deere esperamos mucho cada año, ya que nos permite trabajar a la par del productor y de los contratistas que se preparan para encarar el año. Escuchamos sus necesidades y los acompañamos con nuestras soluciones tecnológicas, de financiación y con un servicio de posventa cada vez más evolucionado”, así lo expresa Fernán Zampiero, director de Ventas de John Deere Argentina.

Como sucede cada año, John Deere en Expoagro se propone brindar nuevas herramientas y acercar al productor argentino todas las novedades a la vanguardia de los adelantos tecnológicos en soluciones de siembra, pulverización y cosecha, que les permitan optimizar el uso de recursos para incrementar sus rendimientos.

Tan es así que del 12 al 15 de marzo en el predio estable de San Nicolás (KM 225 RN9), John Deere presentará novedades en sus maquinarias y pondrá foco en la introducción de tecnologías como la agricultura de precisión, la conectividad de sistemas integrados, el monitoreo de cosechas, y la profundización de la aplicación variable en pulverizadoras, entre otros, para poder proveer soluciones integradas al mercado e intentar satisfacer la demanda global de alimentos.

En dos mega stands, uno de 2400 metros cuadrados ubicado en el lote 140, y otro de 2360 metros cuadrados localizado en el lote 130, John Deere exhibirá su completa solución en cosecha, pulverización y siembra como también las innovaciones y novedades de sus distintas maquinarias con la finalidad de brindar mejor productividad a los clientes y productores.

El 2018 fue positivo para la empresa desde el punto de vista estratégico a largo plazo, pues John Deere culminó no solo con los festejos de los 60 años sino también con la adquisición de dos empresas, King Agro y Pla. En este sentido, la 12º edición de Expoagro resultó significativa para John Deere, ya que lanzó el Centro de Operaciones, una solución innovadora para la gestión de datos y la toma de mejores decisiones agronómicas y fue el primer escenario de celebración de los 60 años de producción ininterrumpida en la Argentina.

“Somos optimistas para este 2019 y consideramos que la mejora en el sector va a estar vinculada a las opciones de financiación que se ofrezcan para que los productores puedan acceder la compra de maquinarias agrícolas”, enfatizan desde la empresa, y en la misma línea, subrayan: “Para esta edición 2019 de Expoagro, John Deere acompañará al campo argentino con soluciones cada vez más evolucionadas y propuestas acordes a la necesidad del productor. Llegamos a Expoagro con buenas expectativas, preparados para apoyar al productor con nuestra amplia red de concesionarios y la evolución de la posventa”.