Desde hace una semana, un vecino de Centenario produce su propia energía y distribuye lo que no utiliza al red eléctrica de la ciudad, convirtiéndose en el primero de la zona de Confluencia en tener una instalación urbana con un sistema de generación distribuida.

El propietario de la casa modelo, Facundo Goya, se sumó al proyecto de Interconexión a la Red de Energía Solar Urbana Distribuida y Redes Inteligentes (IRESUD – RI). Quienes quieran seguir su ejemplo y generar su propia electricidad deberán contar con una base de 7.000 dólares, lo que a valores de hoy implica casi 260.000 pesos, aunque el monto varía de acuerdo a cada instalación.

La ingeniera Cecilia Argarañaz, del Ente Provincial de energía del Neuquén (EPEN), explicó que si bien hay costos fijos, como el valor de los módulos, el tablero y el inversor, hay otros que dependerán del lugar en el que se dispongan los equipos. Por ejemplo la cantidad de cableado o si los módulos van en un techo de losa se pueden distribuir en el mismo, pero en uno de chapa necesitarían una estructura aparte que los sostenga.

La ingeniera resaltó que la instalación no puede ser realizada de forma independiente por el propietario de una casa ya que se trata de un equipo de generación eléctrica, por lo que hay medidas de seguridad a tener en cuenta. Si bien aun la normativa no fue reglamentada, es necesario tener un profesional matriculado responsable del montaje.

En la región existen algunas empresas que se ocupan de todos los pasos necesarios para montar los módulos, aunque el sistema no está muy difundido, aclaró Argarañaz. Las mismas se encargan de evaluar la potencia que se puede instalar de acuerdo a la superficie disponible para instalar los módulos, tanto en el techo como un patio, ubicación de acuerdo a los puntos cardinales y las sombras, entre otros aspectos.

Una alternativa para comenzar a utilizar energías renovables es la de los termotanques solares, que generan energía térmica y no fotovoltaica como los módulos. El sistema consiste en calentar el agua a través de las tuberías, lo que implicaría un ahorro de gas de diferente magnitud según la época del año. Su costo ronda entre los 20.000 y los 35.000 pesos, de acuerdo a la capacidad y marca.