Ahora tenemos ocho protocolos sanitarios armados con China, el año pasado tuvimos tres, el ante año ninguno y en 2015 solamente uno. Esto quiere decir que a medida que nos vamos conociendo se generan lazos de conanza, se conoce la forma de trabajar”, destacó el canciller argentino Jorge Faurie al canal TN.

“Lo que firmamos en esta oportunidad son protocolos para carne ovina y carne caprina de la Patagonia y para caballos en pie. Tenemos una gran industria del caballo en Argentina, tanto el polo donde Argentina claramente es el mejor del mundo en jugadores y calidad de sus caballos, y también somos un productor muy importante de sangre pura de carrera”.

El canciller remarcó que, “eso es muy dador de mano de obra en muchos lugares de la Argentina”.

Asimismo, destacó que la firma de “un protocolo para cerezas nos abre un potencial para Mendoza, Río Negro y Neuquen donde se producen unas cerezas maravillosas y un potencial para generar en 10 años hasta 100.000 puestos de trabajo, que es lo que hoy Chile tiene a partir de tener el mercado chino abierto entre otros”.

El secretario de Agroindustria, Luis Miguel Etchevehere, apuntó, a su vez, que está pendiente y se trabaja “de manera muy estrecha” para lograr la habilitación de carne de cerdo argentina y también de la miel argentina a China.

“Lo de hoy de China {este domingo} se suma con lo que pasó a principio de semana, una gran noticia para Argentina que Estados Unidos anunció el reingreso de nuestra carne después de 17 años. Esto va a tener un altísimo impacto en la industria cárnica argentina y muchísimo empleo de por medio”, sostuvo el Secretario.

En este contexto, Etchevehere aseguró que “en estos 3 años” se ha recuperado “una parte importante del stock ganadero y el mejor incentivo para el ganadero es saber que tiene muchos mercados abiertos”.

“Ahora el mercado europeo está abierto, con el mercado chino firmamos un protocolo con ellos en mayo de este año para nuestra carne de mayor calidad, carne enfriada, y ahora se agregó la noticia del mercado americano, que se suma también a otra muy importante de Japón”, agregó el Secretario.

Agregó que, “hace unos meses Japón nos habilitó el ingreso de carne de la Patagonia tanto bovina como ovina y las regulables del G20 hicieron que sigamos conversando para poder habilitar el resto del país, que es donde está nuestra mayor oferta”.

Por su parte, Faurie destacó que “la iniciativa de la Ruta de la Seda es un objetivo estratégico”.”Lo que nosotros ofrecemos es lo que China necesita”, apuntó.

El canciller consideró que “hay que ver el potencial que tiene Vaca Muerta. Con una producción de dos o tres años tendremos energía barata para los argentinos y el resto lo tenemos que exportar. Uno de los mercados potenciales es China. Esto a China le da la certeza de que cuando tenga situaciones de tensión tiene un mercado para recibir esa provisión”, señaló. “Ellos pueden invertir en gasoductos o también en la planta de licuidicación, que es necesaria”, puntualizó.