Desde la Rural de Rosario aseguran que el gobierno “busca la salida más fácil” cobrando más impuestos

La Sociedad Rural de Rosario habló de un contexto complejo por el costo de los insumos, el impacto del clima que vuelve a escena y el atraso en la siembra de maíz.

La Sociedad Rural de Rosario salió a mostrar preocupación por la producción en diferentes partes del país. Sobre eso, explicaron que otra vez el clima está jugando en contra de la producción agropecuaria, y aseguraron que esta primavera se presenta particularmente seca, con heladas tardías.

En ese sentido, destacaron que los cultivos de trigo y legumbres están atravesando el período crítico en malas condiciones, por lo que repercutirá negativamente en los rendimientos. Otro tema que mantiene en alerta a la SR es el atraso en la siembra de maíz, así como la producción de forrajes.

Para los dirigentes del agro, el contexto general de la actividad deja al descubierto la complejidad del momento que atraviesa el país, “ya que los precios futuros de los commodities agrícolas muestran a cosecha una tendencia poco favorable”.

“Hay mucha bronca en el ambiente productivo -indicaron- por el constante incremento del gasoil, principal insumo del agro, donde sabemos que más del 60% del precio son impuestos”.

También se manifestaron sobre las tasas de interés para capital de trabajo, a las que calificaron de “disparatadas”, por ser superiores al 70% anual. “Transforman a esta herramienta productiva en un salvavidas de plomo”, dicen.

Finalmente, hablaron de las medidas adoptadas por el Gobierno nacional que fueron acompañadas por las administraciones provinciales y municipales, que -según advierten- se basan en buscar “la salida más fácil”.

En este caso, explican que se arrebatan ingresos a los productores, en su mayoría pymes “que aportan esfuerzo desde siempre, invirtiendo en el país y padeciendo la falta de infraestructura vial, portuaria y sometidos a un control sistemático y permanente de todo tipo de ente burocrático”.

“Por lo expuesto, el agro no puede aportar más, el Estado nacional, provincial y comunal, deben bajar sus exorbitantes gastos para así, lograr el tan mentado equilibrio fiscal“, concluyeron