CONINAGRO

La novedad de que Argentina podrá exportar carne ahora a Estados Unidos es una buena noticia para los productores argentinos y, muestra una vez más, que el agregado de valor – en este caso, en la producción ganadera vacuna – es un camino de certezas y buenas perspectivas para nuestros productores.

“Lo importante del anuncio es el hecho de que Argentina tenga las puertas abiertas de nuestra carne a uno de los mercados más exigentes, por ello, aquellos con estándar similar deberían abrirse en forma más simple”, indicaba el presidente de CONINAGRO, Carlos Iannizzotto.

“Esta posibilidad de los mercados abiertos, es resultado del trabajo en conjunto entre el Estado y los privados, quienes a través del IPCVA, contribuimos con aportes a la difusión en el mercado mundial. Es mucho lo que se ha hecho al respecto”, recordaba Iannizzotto.  Esta opinión coincide con el proyecto de Ley de Economías Regionales que elaboró nuestra entidad, donde se aborda el agregado de valor que termina redundando en mayor beneficio para toda la cadena.

La cuota cedida a la Argentina, habilitada luego de 17 años de parálisis, de 20.000 toneladas representa el 10% aproximadamente de lo que se viene exportando, con lo que no es despreciable y deberemos todos trabajar mancomunadamente para seguir respaldando los altos estándares de calidad exigidos en los mercados del mundo.

 

COPAL

La Coordinadora de la Industrias de Productos Alimenticios (COPAL) desea manifestar su profunda satisfacción en relación a la reapertura del mercado de EE.UU para la carne bovina de nuestro país.

La medida fue anunciada el lunes a través del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA) y se llevó a cabo luego de 17 años de ausencia en dicho mercado. Esta acción, encabezada por el Ministerio de Producción y Trabajo, nos genera optimismo respecto a la apertura de nuevos productos argentinos en el mundo en consonancia con las palabras de nuestro Presidente de que Argentina vuelva a ser el supermercado del mundo.

“Celebramos esta negociación del Ministerio ya que generará nuevas oportunidades comerciales para nuestros sectores. Creemos que este tipo de medidas, son las que materializan en camino de la internacionalización de la industria de alimentos y bebidas, con tracción en la mayor producción y empleo.”, destacó el presidente de COPAL, Daniel Funes de Rioja.

En complementación a dicho acuerdo, cabe destacar el trabajo conjunto del Ministerio de Producción y la Secretaría de Simplificación Productiva, relativo con  la desburocratización y simplificación del procedimiento de inspección sanitaria y bromatológico. Ante el pedido de la entidad de armonizar el sistema de control bromatológico para autorizar el ingreso de mercadería a las distintas jurisdicciones para evitar duplicación y extra costos, señalamos los avances en la materia con la municipalidad de La Plata, quién recientemente estableció un procedimiento simplificado de dicho control. “Es muy importante la cobertura de todas las instancias que permiten el camino para la exportación efectiva”. “Aspiramos esto tenga un derrame en el resto de las jurisdicciones”, agregó Funes de Rioja.

En línea con lo anterior, COPAL sostiene la importancia de reducir la presión tributaria a la que la industria está expuesta, que varía entre el 40% y el 50% y no solo afecta a la industria, sino que retroalimenta la evasión y restringe el empleo formal. Se espera en consonancia con el trabajo con los municipios y las provincias, reanudar el camino del consenso fiscal – este es, el de la gradualidad y eliminación efectiva del Impuesto a los Ingresos Brutos.

CRA

Este logro para toda la cadena cárnica argentina se ha logrado a través de un gran trabajo del Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPCVA), desarrollado fuertemente por sus autoridades y directores para lograr este resultado.

También es para destacar el notable esfuerzo realizado por Cancillería, la embajada argentina en Estados Unidos y su agregado agrícola, José Molina.

Sumado a las gestiones realizadas por la Secretaría de Agroindustria de la Nación, el Servicio de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa), el Ministerio de Producción y Trabajo y la embajada argentina en la Unión Europea, que mancomunadamente han logrado de este mercado tan importante.

En el día de ayer la Agencia de Inspección de la Sanidad Animal y Vegetal del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (APHIS/USDA) comunicó, a través del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa), la restitución de la Argentina al sistema de equivalencias entre ambos organismos.

Este reestablecimiento sanitario implica que las medidas utilizadas por Argentina para la inocuidad de las carnes bovinas tienen el nivel apropiado de protección sanitaria como las exigidas por el FSIS/USDA y proporciona la misma protección a los consumidores norteamericanos. Este requisito es necesario para comenzar a comercializar la producción de carne bovina argentina a ese país. De esta forma, Argentina contará con un beneficio anual de venta de 20.000 toneladas.