El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) fue sede del taller final del Programa Regional de Educación Sistemática de Servicios Veterinarios (ProgRESSVet) organizado por los centros Buenos Aires para la Capacitación de los Servicios Veterinarios (CEBASEV) y de Sanidad Animal y Seguridad Sanitaria de los Alimentos (CAHFS) de la Universidad de Minnesota, en Estados Unidos de Nortemérica.

Ambos centros son entidades colaboradoras de la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) para la capacitación de los Servicios Veterinarios en las Américas.

“Se trata de una actividad internacional conjunta de dos centros colaboradores de la OIE, el CEBASEV y el CAHFS, que estamos trabajando en forma conjunta y desarrollamos un programa de entrenamiento anual, el ProRESSVet, orientado a capacitar al personal de los servicios veterinarios de los países hispanoparlantes en temas de sanidad animal. En 2018 culmina el trabajo con el segundo grupo integrado por diez veterinarios, de los cuales tres pertenecen al Senasa, provenientes de cinco países de la región”, explicó el representante del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) en el CEBASEV, Emilio León.

El ProgRESSVet cuenta con el apoyo de diversas organizaciones regionales, tales como el Comité Veterinario Permanente del Cono Sur (CVP), las organizaciones Internacional Regional de Sanidad Animal (OIRSA) y Panamericana de Salud (OPS) y el Instituto Interamericano para Cooperación en Agricultura (IICA) que, en algunos casos, proveen fondos para el programa.

Con el objetivo mejorar las capacidades de los recursos humanos de los servicios veterinarios latinoamericanos, el programa fue concebido para que los profesionales puedan realizarlo mientras desarrollan sus actividades laborales.

Se trata de 8 cursos online de un año de duración utilizando tecnología y prácticas docentes innovadoras en el área de educación a distancia, y con fuerte soporte tecnológico para reforzar los conocimientos de una o más de las competencias avanzadas de la OIE, con objetivos de aprendizaje bien definidos, actividades prácticas que permiten afianzar los conocimientos, y evaluaciones parciales y finales.

“La importancia de este curso radica en que los países de la región son economías netamente agropecuarias, que exportan gran parte de su producción. Para que ello sea posible es necesario cumplir con ciertos estándares internacionales fijados por las organizaciones mundiales de Comercio y de Sanidad Animal y para tal fin es necesario prevenir y controlar las enfermedades animales que puedan incidir en la apertura o cierre de un mercado”, señaló el director del CAHFS de la Universidad de Minnesota, Andrés Pérez.

Al finalizar el curso, los participantes que aprobaron con éxito los ocho cursos, el examen final integrador y la presentación del proyecto final recibieron el certificado correspondiente.