En el caso de la soja, sostuvo que su aumento, anteriormente ha tenido un impacto negativo en la intención de gravar el impuesto, a la exportación de granos en su estado natural. Se ratificó en que el gobierno de Mario Abdo Benítez estaría muy comprometido con el sector.

“Estamos hablando de intereses poderosos, no estamos hablando de cualquier impuesto’i. Estos tres impuestos (soja, tabaco y alcohol), más el inmobiliario, son los más importantes del país. Y ahí también está el tema de la trazabilidad. Particularmente, Mario Abdo, según la línea que demostró el Ministerio de Hacienda, está casado aconcubinado en la representación de intereses de estos grupos. Pero la suba del impuesto a la soja es insostenible”, aseveró Richer.

Indicó además que el Frente Guasu considera que existiría una oposición del propio gobierno, para establecer los impuestos a la soja, al tabaco y al alcohol. “Organismos internacionales que están lejos de un pensamiento socialista dicen que Paraguay no puede seguir con este sistema impositivo”, reiteró.