Productores jujeños construirán un invernadero para el cultivo de frutillas de colores en la entrada a la Quebrada de Humahuaca con un crédito otorgado por el gobierno de Jujuy, informaron desde el Ministerio de Desarrollo Económico y Producción provincial.

“Queremos instalar esta variedad en toda la región, ya que en otros países como Japón, Holanda y China está muy desarrollado tanto el sistema de producción como su comercialización”, dijo el emprendedor Abel Martínez.

El crédito es una de cuatro iniciativas financiadas dentro del plan de contingencia destinado a promover la inversión y el desarrollo de emprendimientos locales.

“La idea es plantar frutillas de colores, que pueden ser de color amarillo, blanco o azul, buscando de esa manera una nueva forma de percibir los colores y sabores de esta fruta”, indicó.

Jujuy producirá las primeras frutillas de colores “en los próximos tres o cuatro meses”, según las fuentes.

Martínez señaló que su proyecto prevé la construcción de un invernadero de temperatura controlada a través del cual podrá obtener una producción continua durante todo el año.

Según Martínez, el plan consiste en el armado de una estructura diseñada específicamente para aplicar el método de cultivo hidropónico recirculante, uno de los más utilizados en el mundo.

El proyecto frutillero se asentará en Bárcena, localidad del departamento Tumbaya ubicada a 38 kilómetros hacia el norte de San Salvador de Jujuy.

Además de Tumbaya, ubicada en la Quebrada de Humahuaca, se asistió a emprendimientos de San Salvador de Jujuy, La Quiaca y Maimará por un monto total de 2.920.000 pesos