En trigo ya se estiman 5 quintales por debajo de los promedios

Esto es entre un 10% y un 15% menos de rinde de trigo, respecto a los promedios zonales por la falta de agua en centro sur santafesino y este cordobés.

En el trigo, el periodo más crítico para el déficit hídrico es la floración. El 20% de los cuadros de trigo ya está en espigazón, un 50% con la espiga embuchada y el resto entre hoja bandera y encañando. La falta de agua en el centro-sur santafesino y el este cordobés le puso un techo al potencial de rinde.

Se estima entre un 10 a un 15% menos, respecto al rendimiento promedio de las ultimas 5 campañas. El descenso seguirá si no llueve en los próximos 10 días. El 5% de los cuadros está en condiciones regulares y los que se clasificaban como muy buenos descendieron 10 puntos; ahora ocupan el 55% del área.

“El fracaso de las lluvias en el norte y oeste de la región, los daños por granizo y por heladas bajaron la condición de los trigos”, destacaron desde la Bolsa de Comercio de Rosario.

Heladas de baja intensidad

Las heladas del martes 2, aunque fueron aisladas, y las temperaturas medidas en los abrigos de las estaciones de la red GEA no indicaron valores por debajo de cero grados, se produjeron en un momento muy sensible y en las peores condiciones del cultivo.

Sin agua y muy estresados, los lotes más avanzados que se encontraban con la espiga emitida o mostraban la espiga embuchada fueron afectados.

Todavía no es posible cuantificar la incidencia y el nivel de daño. En el noroeste de la región es donde más se nota la combinación de daño por sequía y heladas, y el mayor impacto.