Las diferencias entre la UCR y el Gobierno nacional se notaron nuevamente en la semana que pasó y todo quedó en evidencia cuando el gobernador Alfredo Cornejo, presidente de la UCR nacional, perdió un lugar en el Consejo de la Magistratura.

Desde el radicalismo, acusaron al PRO de “impericia y desidia política” a través de un comunicado. En este contexto, Luis Borsani, diputado radical mendocino aseguró que “la UCR tiene su debate y su análisis; hemos tenido dificultades en estos últimos días con la llegada o no de los miembros al Consejo de la Magistratura. Lo que esta en discusión o se ha puesto en crisis desde la UCR dentro de cambiemos, es el sistema de toma de decisiones; por lo tanto en los próximos días, los principales dirigentes del partido tendrán alguna reunión para evaluar su participación dentro del g20 y veremos cómo lo resolvemos”

“lo que no esta en discusión es nuestra participación dentro de cambiemos”

Borsani aseguró que “nuestro compromiso es seguir, pero hay que hacer algún cambio en el sistema de toma de decisiones.

“JUECES PAGARÁN GANANCIAS”

“Yo creo que hemos conciliado con la propuesta, porque hemos seguido trabajando e incorporando aportes”

Según explica Borsani, en diálogo con Daniel Aprile en Radiocampo, por AM 550 Radio Colonia, “la idea es que se puedan conciliar dos principio constitucionales, que son el artículo 16, cuando dice que la igualdad es la base de los impuestos y las cargas públicas. Y el del artículo 110, que habla de la intangibilidad de los salarios de los jueces, que dicen que no pueden ser disminuidos”.

El diputado mendocino destacó que “ningún gobierno puede presionar a la justicia, de modo que sea parcial y se le exijan a los jueces que tomen determinadas decisiones. Los jueces tienen que ganar bien, pero también pagar impuestos como todos. Los jueces pagan muchos impuestos que nosotros conocemos, IBB, iva cuando compran en un supermercado, pagan bienes personales, de manera que lo único que no pagan es el impuesto a las ganancias y lo tienen que pagar. Queremos jueces bien pagos pero también tienen que pagar ganancias, como todos”.

“Las propuestas tienen que ver con ser incluidos en el pago de impuesto a las ganancias, ser incluidos como sujetos imponibles. A la vez hemos ofrecido una alternativa gradual, que impacte en los incrementos salariales, de modo que de aca a tres años, se hayan equilibrado y no sufran de golpe una disminución de sus ingresos”.

EMERGENCIA AGROPECUARIA

“Hemos presentado un proyecto de ley solicitando la declaración de la emergencia y o desastre agropecuario según corresponda, ya que hemos recibido una tormenta en el sur provincial, con perdidas de hasta el 100% en vides y frutales”.

El diputado radical destacó que la zona afectada es “una franja que abarca 6 mil hectáreas” y precisó que “en Mendoza la agricultura se desarrolla en oasis, entonces las producciones están concentradas en los valles. Toda la provincia tiene 400 mil hectáreas cultivadas bajo riego, por eso las 6 mil afectadas son muy importantes”.

En cuanto a éste tema, Borsani precisó que “teniendo en cuenta que los productores hicieron las denuncias, se ha verificado el daño y se ha declarado por un decreto provincial, ahora corresponde el correlato nacional para que los beneficios les lleguen desde el ámbito nacional, con diferimentos impositivos y beneficios crediticios. Esto si bien se trata por la ley de emergencia, requiere que se trate el proyecto.

COSECHA

“Mendoza es frutícola y vitivinícola y se vio beneficiada con el nuevo tipo de cambio, pensando en las exportaciones. Nuestros principales mercados son Europa, EEUU y en el caso de las frutas, es muy importante Brasil”.

ESPUMANTES

“Tuve la oportunidad de impulsar la modificación del proyecto de presupuesto, con dos artículos, que modifican la ley de impuestos internos, generando a partir de ahí la exención a los espumantes, de modo que lo que venía ocurriendo mediante decretos, durante 14 años, ahora es ley”.

LEY DE SEMILLAS

“Hemos seguido trabajando con legisladores y la gente del campo, con retoques y consensos. El período ordinario termina el 30 de noviembre y si tenemos un período extraordinario es el ejecutivo el que lo tiene que pedir y en ese caso se podría tratar en diciembre o enero”.