Representantes de la Federación Agraria Argentina (FAA) solicitaron hoy una audiencia al ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo, para expresar la preocupación del sector “ante la escalada de robos” perpetrados en viviendas y predios rurales de distintos partidos de la provincia.

La Federación aseguró en un comunicado que “en los últimos meses han ocurrido ataques vandálicos que han tenido como común denominador el uso extremo de violencia hacia familias rurales bonaerenses, teniendo que sufrir, además de la sustracción de capital de trabajo o bienes personales, ataques con armas de fuego, golpes y vejaciones”.

“Si bien entendemos que los tiempos que corren están signados por el incremento de hechos de este tipo, estamos convencidos que no podemos resignarnos a aceptarlo y que en conjunto podremos trabajar para revertir tan desesperante situación”, señaló la entidad.

El secretario de la filial de FAA de Salto, Alejandro Coresky, indicó que “estamos muy preocupados y la realidad es que las patrullas aducen que les faltan recursos económicos, municipio y provincia no resuelven a quien le compete, mientras tanto seguimos sufriendo robos violentos”.

Coresky señaló que “en los últimos 60 días se registraron cinco robos denunciados, en equipos de riego, de combustible, herramientas, una casilla, corderos y lechones, ovinos y bovinos, en una zona específica de 5.000 metros a la redonda, y ningún caso ha sido resuelto aún”.

Por otro lado, puntualizó que en la zona entre Gahan y Salto, “hubo un robo violento de una chacra donde viven productores de cerdo, y un integrante de la familia que allí habita recibió un disparo y un culatazo con arma de fuego”.

“En esa zona ya ha habido tres homicidio (no todos resueltos por la Justicia), lo que genera aún más preocupación y la necesidad de respuestas urgentes”, concluyó.