Un intenso temporal con fuertes ráfagas de viento y caída de granizo afectó hoy a las localidades bonaerenses de Roque Pérez y Lobos, provocó destrozos en viviendas y autos, al igual que caída de árboles, postes de luz y anegamientos en calles de esos dos distritos y en poblados aledaños.

En Roque Pérez, llovieron unos 50 milímetros en apenas diez minutos y los vientos de más de 70 kilómetros causaron la caída de varios árboles ubicados en el acceso a la localidad, los que tuvieron que ser retirados por personal municipal y de bomberos.

Además la estación de GNC El Ombú en la colectora de ruta 205 sufrió la rotura de cristales y destrozos en el local interno, y una situación similar se registró en la terminal de micros de Roque Pérez, donde el cartel de acceso quedó seriamente afectado.

En la localidad cercana de Salvador María, hubo también un diluvio con granizo, afectando también el paraje Barrientos y el poblado que está en los alrededores de la Laguna de Lobos.

El temporal se sintió con fuerza en la vecina localidad de Lobos, ubicada sobre la ruta 3, donde se produjo el anegamiento de calles y la caída de cables, con la intervención de Bomberos y la Secretaría de Desarrollo Social.

En la ruta nacional 205, a la altura del kilómetro 125, los vientos voltearon árboles y afectaron la Escuela Primaria número 20 del distrito lobense