Se estima que los brasileños  comprarían entre 5 a 7 millones de toneladas en Argentina, de las cuales 3 millones saldrán de territorio bonaerense.
De toda la cosecha bonaerense fina (trigo , cebada y centeno) desde el 1° de diciembre que comenzó la trilla hasta el 30 del mismo mes, estarían ingresando 2 mil 500 millones de dólares, tanto en compras del país vecino como de los molinos argentinos. Éste es un monto récord en Buenos Aires que genera la cosecha fina en el año 2018.

El ministro Leonardo Sarquís destacó que “en estos 3 años logramos elaborar un mapa de calidad con el fin de vender el producto a nuevos mercados externos. A partir de esta iniciativa, el productor cuenta con más información sobre su cultivo, lo cual amplía sus canales de inserción”.

“También por tercer año consecutivo pusimos al servicio del productor el análisis gratuito de la calidad de sus trigos e hicimos más de 15 seminarios de capacitación, promoviendo la siembra de este cereal. Con la Gobernadora Vidal y todo el equipo sabemos que la agroindustria es el motor de la economía y generadora de empleo genuino”, agregó.

Durante la visita, los bonaerenses mostraron las ventajas competitivas, de calidad y logística  del trigo local. “Pasamos de producir 12 millones de toneladas a 19, teniendo en cuenta que hay otros competidores en el mercado como Uruguay, Paraguay, Rusia, Canadá y Estados Unidos”, precisó el ministro.

La gira que realizaron los industriales del país vecino comenzó el 4 de diciembre. Visitaron dos lotes con cultivo de trigo sobre ruta 88 en Necochea. Al día siguiente, estuvieron presentes en el elevador de la terminal Quequén y sus nuevas instalaciones. Luego se trasladaron a la ciudad de Tres Arroyos, donde observaron otro lote con cultivo de trigo sobre ruta 228 y participaron de un encuentro con el Centro de Acopiadores de esa ciudad.

El día 6, en la ciudad de Tandil, recorrieron -en la Estancia San Lorenzo de agricultura certificada- un lote de 700 hectáreas de trigo que en aproximadamente 10 días serán cosechadas. Culminaron la gira en la ciudad de Azul con la recorrida por otro lote de trigo en un establecimiento agropecuario y la visita a un molino.

Acompañaron a los representantes de las empresas molineras brasileñas, el subsecretario de Agricultura, Ganadería y Pesca bonaerense, Miguel Tezanos Pinto; el presidente de la Cámara Arbitral de la Bolsa de Cereales, Javier Buján; Miguel Di Rosso y Gabriel L Gavarrino, de la Cámara Arbitral; Armando Casalins, de la Federación Acopiadores; el y corredor Juan Pablo Gutiérrez.

Los molineros brasileros representaban a las empresas FRISIA, Los Grobo, Cruzeiro Do Sul, Paulista, COAMO, Nordeste, ABITRIGO Brasil y OCRIM, entre otras.

“El fin de estos agrotours que organizan conjuntamente el Estado y el sector privado es reestablecer la confianza perdida en años anteriores y que comprueben que la Argentina tiene el volumen y la calidad de trigo que exige la demanda brasileña”, sostuvo Tezanos Pinto.

“Se trata de un eje sobre el que viene trabajando el ministro Leonardo Sarquís desde el inicio de su gestión en 2015, yendo al país vecino con su equipo de trabajo hasta dos veces por año, participando de Congresos y de encuentros Abitrigo con productores, molineros y autoridades competentes”, añadió.