La presencia de precipitaciones a la zona núcleo no llega como adelantaban los pronósticos. Esto hará que el inicio de la siembra del maíz y soja se demoren. Los más de dos meses sin lluvias marcan un principio de sequía que pone en jaque los cultivos de cara a la necesidad que tiene el Gobierno para 2019.

La situación fue alertada por la Guía Estratégica para el Agro (GEA) de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) donde su director científico, José Luis Aiello señaló que en el caso de “Córdoba la falta de agua está superando el fenómeno estacional. Hoy los perfiles de suelo están acusando un pulso seco”.

Aiello afirmó que el estado actual del Pacífico es de neutralidad con pronósticos de que se instale un “Niño” de baja intensidad en el próximo trimestre, al que agregó que “los efectos de las anomalías climáticas se hacen más frecuentes e intensos por el efecto del cambio climático”.

Esto significa que está todo dicho para que llueva, pero los cambios “atmosféricos” cada vez se hacen mas presentes lo que plantea un escenario de “duda”.

La misma Bolsa estimó que en el ciclo 2018/2019 se cubrirían 6,6 millones de hectáreas con maíz. Ello es, 200.000 hectáreas menos de lo que se preveía un mes atrás. La alerta que emerge es que, con una tasa de interés de referencia oficial en torno al 50%, la suba del costo de financiamiento limita el paquete tecnológico de los planteos, lo cual tendría un correlato en rindes y calidad.

Esto quiere decir que 17,9 millones de hectáreas serán sembradas con soja. Con un promedio de rendimiento por hectárea de 3.2 toneladas. La cosecha a levantar quedaría en 57,2 millones de toneladas. A valores FOB mayo 2019, los ingresos llegarían a los u$s19.250 millones. Pero todo dependerá del clima.

En ese sentido Alfredo Elorriaga, asesor de GEA subrayó la necesidad inmediata para el trigo que transita hoy su etapas reproductivas del ciclo fenológico: encañazón y espigazón. En pocas palabras, se define la productividad del cereal.

“Las últimas lluvias fueron nulas o escasas con lo cual no cambia lo que venimos observando desde hace semanas. Para que se normalicen las reservas de agua en el suelo se necesitan entre 80 a 140 mm”, dijo Elorriaga.

Como ejemplo el experto gráfico que en el caso de Córdoba, “la escasez se viene manifestando ya desde el inicio del invierno y ahora se está pronunciando mucho más a días de entrar a la primavera”.Lo que pasa en el mercado externo no alienta para nada la posibilidad de buenos preciospara el próximo año. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, evalúa imponer nuevos aranceles sobre u$s200 mil millones en bienes chinos a partir del lunes, y el gigante asiático ha dicho que tomaría represalias.

Como hace 10 años la soja cotiza hoy en u$s300 la tonelada.