La actividad económica podría dejar de caer en el segundo trimestre del año próximo y prevén la aparición de “tibios” números positivos que, se advierte, responderían más a una “mejora estadística que tangible para las empresas”, según el informe de Economía y Regiones.

“La actividad se enfrió a medida que avanzó el segundo trimestre del año y el Estimador Mensual de Actividad Económica (EMAE) ya muestra seis caídas interanuales consecutivas. Y todavía faltan más meses de enfriamiento”, sostuvo la consultora, que augura un primer trimestre aún con dificultades en la economía.

“El primer trimestre 2019 seguirá por el mismo camino, y también será complicado. El nivel de actividad seguirá resintiéndose. Luego (en el mejor de los escenarios), lo mejor que se puede esperar que la economía deje de caer y aparezcan los números positivos a partir del segundo trimestre de 2019″, agregó Eonomías y Regiones.

La consultora advirtió, no obstante, que el freno “sería una mejora más estadística que tangible para las empresas., debido a que las empresas (particularmente las pymes) no experimentarán una mejora sostenible de su sensación térmica”.

A pesar de esta previsión, Economía y Regiones alertó la posibilidad de que este escenario “no se materialice” y que si en la “segunda mitad del verano tuviera lugar un nuevo round cambiario y el dólar, la inación, las expectativas y la tasa de interés volvieran a subir, el nivel de actividad podría seguir cayendo aún más entrado 2019”, sostuvo.