A través de varias resoluciones la Comisión Nacional de Trabajo Agrario del Ministerio de Trabajo de Nación, acordó con la Unión Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores (Uatre) un sueldo mínimo de $ 11.300 para los peones de la actividad.

Si bien todos los meses se están negociando para diferentes actividades, estas resoluciones que se publicaron en el Boletín Oficial del país incluyen: cosecha y corte de espárragos, espinaca, acelga, corte, manipuleo y enfardado de alfalfa, tendido y secado de tomate en finca, siembra y trasplante de pimiento, entre otros.

Todos los acuerdos alcanzados tienen vigencia de un año, aunque se establece en las normas que las remuneraciones establecidas mantendrán su vigencia aún vencido el plazo previsto, y hasta tanto no sean reemplazadas por las fijadas en una nueva resolución.

José Luis Zárate, secretario gremial en Mendoza de la Uatre, explicó que, en promedio, “se logró un 35% de incremento para los peones de todo el país, aunque en esta época se negocia mucho lo que es Mendoza y San Juan. Para lo que es aceituna de mesa y aceitera el incremento llega hasta el 40%”.

El sindicalista también manifestó que ya se encuentra casi cerrado un bono para fin de año que llegaría a los $ 2.000 para toda la parte agraria del país.

De esta forma, según los acuerdos alcanzados, ningún peón rural cobrará menos de $ 470 el jornal de trabajo, ya que ahí se fijó el piso que se debe cobrar, sobre todo para los que son trabajadores golondrina.

Zárate aclaró que estos montos acordados no incluyen el Sueldo Anual Complementario (SAC), que sería un 8,33% más, ni la antigüedad, que para trabajadores con menos de 10 años es un 1% adicional y para los que tienen más de 10 años es de 1,5%.

Según consta en las resoluciones de la Comisión Nacional de Trabajo Agrario, las partes analizaron los antecedentes respectivos, y particularmente tuvieron en cuenta el tiempo transcurrido desde la última actualización salarial de la actividad para arribar el acuerdo establecido.

En la mesa de discusión salarial estuvieron, además de la Comisión Nacional de Trabajo Agrario, representantes del Ministerio de Agroindustria, de las Confederaciones Rurales Argentinas, Coninagro y representante Uatre.

Zárate manifestó que si bien acordaron volver a sentarse para nuevas negociaciones en agosto de 2017, “dependerá de la evolución de los costos de vida que vayamos viendo, porque si llega a subir, vamos a pedir que se adelante la paritaria”.

Todos los meses salen nuevas resoluciones del organismo nacional informando nuevos acuerdo en diferentes actividad, ya que las negociaciones se realizan a medida que se acercan las épocas que trabajo para cada producción.

Lo que hace este acuerdo es establecer los pisos a partir de los cuales se comienzan las negociaciones para delante. En este sentido ese mínimo que se pactó por jornal de trabajo es de $ 470.

Desde Coninagro explicaron que las negociaciones se realizan en cada provincia y que los acuerdos, una vez alcanzados, van a la mesa nacional para ser aprobados y luego publicados en el boletín oficial.

En este caso la novedad está dada por el hecho de que las negociaciones, al menos para la zona de cuyo, se comenzaron a regionalizar para de esa manera unificar las escalas salariales, sobre todo para provincias como Mendoza y San Juan que cuentan con actividades similares.

El acuerdo alcanzado llega a 9.500 afiliados permanentes con los que cuenta la Uatre, a lo que se le suman casi 11.000 más durante las temporadas fuertes, que son los trabajadores a destajo o mejor conocidos como golondrinas, que solo se radican en el lugar para trabajar la temporada que generalmente no dura más de tres meses.

Los ilegales

Algo que aún preocupa al sindicato, son los empleadores que toman trabajadores no sólo en negro sino que pagan menos de la mitad de lo alcanzado por los acuerdos que son homologados por el Ministerio de Trabajo de Nación.

“Tenemos establecimientos que pagan $ 225, por lo que estamos colaborando mucho con la realización de operativos para poder detectarlos y que se les apliquen las multas correspondientes por el incumplimiento que están cometiendo”, explicó Zárate.