La sequía se extiende al 80% de la región núcleo y deberían llover más de 140 mm

El especialista José Luis Aiello explicó que "los mecanismos atmosféricos que generan lluvias siguen siendo muy ineficientes por la predominancia de centros de alta presión. Alguna provisión de agua podría ser favorable pero solo en casos puntuales".

La sequía se extiende en el 80% de la región núcleo, señaló la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), que advirtió que los cultivos de segunda avanzan en su ciclo y el margen para recuperar quintales es cada vez menor.

El trabajo asegura que “a partir del domingo 4 de marzo se espera que un frente frío llegue a la región provocando algunas tormentas” aunque aclaró que “las lluvias serán puntuales y acotadas a pequeños sectores”.

El especialista José Luis Aiello explicó que “los mecanismos atmosféricos que generan lluvias siguen siendo muy ineficientes por la predominancia de centros de alta presión. Alguna provisión de agua podría ser favorable pero solo en casos puntuales”.

“En los próximos 15 días deberá llover más de 140 mm, con picos de 160 mm al este de Córdoba, para que el suelo vuelva a alcanzar las condiciones óptimas de humedad”, consideró el trabajo.

“Las escasísimas lluvias de los últimos 3 meses dejan al 80% de la región núcleo en condiciones de sequía. Y los pronósticos no son alentadores”, lamentó.

Con cada día que pasa sin lluvias, agregó, “continúa bajando el potencial de rinde de la soja de segunda”.

Los especialistas hablan de promedios por debajo de los 15 qq/ha y hasta la pérdida total de los lotes si no llueve pronto, afirmó el trabajo.

Asimismo, la sequía se está quedando con gran parte de la producción de los maíces de diciembre: Unas 200 mil hectáreas están entre regulares y malas condiciones.

En tanto, 70% de los cuadros de soja están llegando al máximo tamaño de los granos con los rindes prácticamente definidos y los promedios rondan los 33 qq/ha.

El 65% de los cuadros se los clasifica entre buenos y muy buenos y un 35% entre regulares y malos.

“La parte positiva es que se redujeron los costos de los tratamientos de control por la baja presencia de plagas y enfermedades de fin de ciclo”, destacó.

En el caso del maíz temprano, unas 750 mil hectáreas están a la espera que baje la humedad de sus granos para poder ser cosechados.

Los especialistas señalan que ante la baja probabilidad de lluvias muchos productores eligen esperar a que el grano se seque en la planta.

Los pocos lotes levantados en el centro-sur de Santa Fe arrojan resultados entre 80 y 100 qq/ha.