Promover la mecanización entre productores vitícolas para aumentar la productividad y mejorar las condiciones de trabajo con el objetivo mitigar la falta de mano de obra para levantar la cosecha es el fundamento de la nueva línea de crédito que ha puesto en marcha el Gobierno provincial a través del Ministerio de Economía, Infraestructura y Energía.

El plan de asistencia financiera responde, desde el Ejecutivo, a la sanción de la Ley 9112, aprobada por la Cámara Alta que, en su artículo 3, indica que el Estado arbitrará los medios para generar líneas de financiamiento accesibles destinadas a la adaptación de tractores, compra de bienes, implementos o maquinarias agrícolas para el cumplimiento de la norma.

Se entiende por cosecha asistida o semimecanizada a la que realiza el cosechador llenando bines u otros recipientes que se ubican a pocos metros o en el callejón y luego son trasladados hasta el camión por medios mecánicos. La implementación de este tipo de sistema permite incrementar la productividad en el eslabón primario de la cadena vitivinícola.

Los créditos estarán disponibles para pequeños y medianos productores vitícolas de hasta 50 hectáreas de viñedos en producción o bien pueden ser solicitados de forma conjunta con el objeto de utilizar la maquinaria de modo asociativa.

Entre los requisitos para acceder al financiamiento, los postulantes deberán estar adheridos al Fondo Compensador Agrícola o Seguro Agrícola, con los pagos al día de la contribución obligatoria especial de la Ley 9076, que tiene por objetivo cofinanciar el programa de lucha contra la Lobesia botrana o polilla de la vid.

Los interesados pueden realizar consultas gratuitas en Mendoza Fiduciaria y en las delegaciones departamentales del Fondo para la Transformación y el Crecimiento o bien descargar los formularios a través de www.mendozafiduciaria.com.