A horas de que arranque un nuevo esquema de flotación cambiaria, el ministro de Hacienda Nicolás Dujovne dijo: “no tengo miedo (de que no se pueda controlar el dólar). Hemos logrado un programa diseñado por la Argentina que pone todas las variables que queríamos poner”.

En declaraciones radiales, el funcionario dijo que “nos aseguramos que la emisión de pesos va a ser cero y esa es la base de la estabilidad cambiaria. Si no hay emisión de pesos, no hay pesos con los que comprar los dólares”.

Desde este lunes 1 de octubre se pondrá en práctica un nuevo esquema de bandas de política monetaria que fijan “zonas” de intervención o no en el mercado cambiario: mientras el dólar cotice entre los 34 y los 44 pesos por unidad, el Banco Central de la República Argentina (BCRA) no intervendrá. Si el dólar sube por sobre ese nivel, el BCRA venderá hasta 150 millones de dólares diarios y los pesos obtenidos no serán vueltos a inyectar en el mercado. Menos pesos en la calle tendrán, esperan, un efecto antiinflacionario y menos demanda de dólares.

“El anuncio es muy reciente y estamos en un nuevo esquema de política monetaria. Argentina se compromete a que la base monetaria no va a crecer por varios meses. Nos aseguramos que la emisión de pesos va a ser cero y esa es la base de la estabilidad cambiaria. Si no hay emisión de pesos, no hay pesos con los que comprar los dólares”, señaló Dujovne en el programa Sábado Tempranísimo, de radio Mitre.

Ante la pregunta de por qué sigue subiendo el precio del dólar, añadió: “Recién se produjo el anuncio, esta política monetaria tiene que funcionar durante un tiempo para mostrar sus resultados. Recién la semana que viene el BCRA empieza a licitar su deuda de corto plazo, que se llaman Leliq (Letras de liquidez), con las que va a ir retirando pesos para cumplir su promesa de que la base monetaria no crece”, detalló.

El ministro sostuvo que ahora “hay que dejar actuar por un tiempo” el nuevo régimen, que fue anunciado el miércoles, como parte de un renovado acuerdo a tres años de asistencia financiera con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Con estos cambios, la base monetaria (dinero circulante en la economía), que hasta ahora crecía a un ritmo del 2 por ciento mensual, se mantendrá invariable en términos nominales hasta junio de 2019.

Argentina ha vivido desde finales de abril pasado una fuerte turbulencia en el mercado cambiario, que ha hecho desplomar el valor del peso argentino. Tras el anuncio del cambio de política monetaria, el precio del dólar ha vuelto a subir, hasta cerrar en 42,10 pesos por unidad el pasado viernes.

Dujovne puntualizó ayer que si bien puede considerarse que la política de “emisión cero” de la base monetaria en la Argentina puede generar recesión, “mucho más recesivas eran las tasas de inflación de los últimos meses y por los que ya se empezaba a notar incertidumbre en la evolución futura de los precios”.

Respecto a su opinión sobre la escalada del dólar la semana pasada el funcionario indicó: “No tengo miedo de no poder controlar el dólar”. Desde el Gobierno están “convencidos que este es el programa adecuado”. Al ser consultado sobre qué pasará cuando el dólar supere los 44 pesos, indicó: “Se defiende esa cotización, el Banco Central empieza con intervención diaria”. Se defenderá “con fuerza”.

“Radical”

Pese a que el último viernes el dólar tocó los $42 y cerró el mes con una suba del 10,2%, el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, se mostró optimista de cara al futuro y aseguró que “hacía falta un cambio radical en la política monetaria”.

SICA CONFÍA EN REVISIÓN DE PARITARIA

El ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, afirmó ayer que la revisión de las paritarias permitirá que “en los próximos meses se vaya cubriendo la pérdida del salario” y señaló que en este contexto difícil la prioridad es “la preservación del empleo”.

En diálogo con radio Continental, Sica recordó que el 85 por ciento de los convenios colectivos se firmaron con cláusulas de revisión o gatillo. En el caso de la cláusula gatillo, “los ajustes son casi instantáneos y en el caso de revisión, ocurre como en el gremio de Comercio que, lo que esperaba revisar en enero, lo está haciendo ahora”, explicó.

Mencionó además el acuerdo firmado con la Asociación de Industriales Metalúrgicos de la República Argentina (Adimra) y la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), que será homologado mañana, precisó.

Además, advirtió que en las renegociaciones paritarias todos los sectores involucrados “toman en cuenta el contexto”. “Ocurre -dijo- que hay empresas que han bajado los niveles de turno, las horas. Hay una flexibilización en la negociación, con la premisa de preservar el empleo”. Señaló que esperaban que “en los próximos meses se vaya cubriendo la pérdida del salario”.

Respecto de las perspectivas económicas, luego del acuerdo firmado con el Fondo Monetario Internacional (FMI), Sica aseguró que “va a permitir anclar expectativas”.

Estimó que en marzo de 2019 se podrá “recuperar la velocidad del crecimiento”, aunque advirtió que hay que diferenciar las distintas actividades. “Los servicios basados en el conocimiento tienen crecimiento positivo; otros, como el calzado, tienen estancamiento”, comentó.

Señaló que “en la empresa agropecuaria el clima mejoró, tiene una recuperación más rápida que la textil, aunque la mejora del tipo de cambio le permite abrir el mercado externo”. Dijo que “las tasas de interés (actuales) son incompatibles con la producción, pero necesarias”