Hace algunas semanas, más de 250 familias de pequeños productores de tomates de la provincia de Formosa intentaron visibilizar una situación a la que consideran “crítica”, por las trabas impuestas por autoridades paraguayas, que impiden el ingreso de ese producto al país vecino.

Esto se suma a problemas de comercialización que hacen que perciban menos de 3 pesos por kilo de sus tomates, según explica Federación Agraria Argentina.

Ahora, el reclamo es directo hacia el Gobierno nacional, y exigen que reclame ante Paraguay para que cumplan el acuerdo de libre comercioentre las partes previsto en el Mercosur.

El referente de FAA en Clorinda, Pánfilo Ayala, reveló que la última semana en esa localidad se regalaron más de 10.000 kilos de tomates para hacer visible esta problemática. “Luego, las autoridades de la entidad le pedimos al Secretario Etchevehere que interceda en esta situación que pone en peligro el sustento de tantas familias”, dijo.

Hoy, la filial de FAA y la Cámara de Comerciantes, Frutihortícola y Afines de Clorinda, se reunirán a las 20 horas para analizar la situación y definir los pasos a seguir.

Sobre el final, Ayala insistió en el pedido para que el Gobierno nacional lleve adelante las gestiones necesarias con sus pares de Paraguay, “porque están violando principios básicos en cuanto al libre comercio que deberíamos tener entre los países del Mercosur”.

“Necesitamos que se generen instancias de diálogo para destrabar este conflicto que genera mucha preocupación y malestar en los productores. La situación es desesperante, ya llevamos perdidos más de 3,5 millones de kilos de producto en las chacras hasta la fecha”, aseguró.

Por último, el referente de Federación Agraria aclaró que aún no descartaron avanzar en otras medidas para defender esa producción.