Los primeros rendimientos de trigo recolectados sobre el sector norte de la zona núcleo pampeana muestran que el cultivo no salió ileso de las heladas ocurridas a principios de octubre pasado. Y en amplios sectores del sudeste bonaerense las bajas temperaturas también ocasionaron una pérdida en el potencial de rendimiento en aquellos lotes que transitaban etapas de espigazón y principios del llenado de grano.

“En consecuencia, la proyección de producción se reduce en 200.000 toneladas y, de mantenerse buenas condiciones durante el resto del ciclo fenológico, la misma alcanzaría un volumen final de 19,20 millones de toneladas”, indicó hoy el informe semanal de evolución de cultivos de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires.

En el norte de la zona núcleo pampeana ya se cosecjó un 8% del área apta con un rendimiento promedio de 32,8 qq/ha en el cual conviven una gran hetereogenidad de resultados.

“Las buenas condiciones climáticas permitieron retomar con la cosecha de trigo sobre las regiones del centro y norte del área agrícola nacional”, apuntó el informe.

Con un 98% del área cosecha, ya prácticamente finalizó la recolección del trigo 2018/19 en el NOA con un rinde promedio de apenas 9,7 qq/ha (buena parte de lo que se pudo levantar tiene además una mala calidad debido a excesos hídricos ocurridos antes de la cosecha). La producción de cereal del NOA suma hasta el momento 361.400 toneladas.

El estado de avance de cosecha de trigo en el NEA es del 93% con un rinde promedio de 20,9 qq/ha y una producción hasta el momento de 886.500 toneladas, mientras que en l centro-norte de Santa Fe se recolectó la mitad del área con un rinde medio de 29,3 qq/ha.

En el centro-norte de Córdoba se recolecó hasta el momento el 20% de la superficie con un rendimiento promedio de 21,0 qq/ha, al tiempo que en el centro de Entre Ríos se levantó un 17% del área con una media de 36,4 qq/ha.