Los transportistas interrumpen el paso de camiones con carga de cereales en la cabecera del puente Victoria – Rosario. Analizan endurecer la medida y extenderla al traslado de fertilizantes. El resto de los vehículos transitan sin dificultad.

Según informó Mundo rural, a pesar de haber consensuado dos veces en diez días la tarifa, que debía haber sido de aplicación inmediata, los transportistas de carga entrerrianos decidieron llegar a la medida de fuerza que pone en jaque el transporte de la incipiente cosecha de granos finos en la provincia.

Cabe recordar que el pasado 18 de octubre los representantes de la Fetac se sentaron a negociar con las cuatro entidades del agro que integran la Mesa de Enlace de Entre Ríos y el Centro de Acopiadores de Granos de Entre Ríos. En ese marco, surgió una tarifa que a la semana siguiente tuvo “otro retoque de centavos” en el aumento que terminó siendo del 45 por ciento.

La semana pasada, los transportistas de Victoria llevaron a cabo una asamblea que resolvió realizar un paro por tiempo indeterminado desde este lunes 5 de noviembre desde la 0 horas en la cabecera del Puente Victoria – Rosario.

Ariel Juárez Montero, presidente de la Asociación de Transporte Automotor de Carga de Victoria (ATCV) y miembro de la Comisión Directiva de la Fetac, recordó al medio especializado: “Hace un año y medio que no se actualizaba la tarifa, que arrancaba en 87,34 pesos, y lo que acordamos es tomar la tarifa referencial de AFIP menos el 12 por ciento con aplicación inmediata, pero no se cumplió por lo que intentamos en varias oportunidades comunicarnos con Alfredo Bel de FAA, quien había sido nombrado por la Mesa de Enlace como mediador, pero no logramos que nos atienda”.

En este contexto, el transportista explicó que no se rubricó un acta acuerdo y confiaron en la palabra empeñada por parte de la Mesa de Enlace, que según Juarez Montero “no se cumplió” y agregó. “Nosotros fuimos comprensivos ante los avatares que sufrió el campo como la última sequía, sabemos que hay productores chicos que están endeudados y la están pasando muy mal, por eso acordamos una tarifa acorde resignando nuestro bolsillo, pero no se cumplió con la aplicación y decidimos hacer un paro total cerealero por tiempo indeterminado para llegar a otra mesa de negociación y acordar tarifa nuevamente con un aumento que probablemente sea del orden del 20 por ciento sobre la tarifa referencial de las Carta de Porte”.

El transportista analizó que en 2015 el transporte incidía en los costos de una carga de soja en un 7,8 por ciento, hoy la incidencia es solamente del 2,3 por ciento, por lo que para llegar a esa relación debería aumentar 215,54 por ciento la tarifa para de esa manara lograr equiparar la relación que había en 2015