Cualquier problema tomado a tiempo resulta más sencillo de resolver. Esta premisa, que se aplica también al control de malezas, no siempre es tomada como regla a nivel de lote y las consecuencias impactan en el bolsillo del productor.

Según el relevamiento que la Red Agropecuaria de Vigilancia Tecnológica (RAVIT) viene haciendo con el apoyo de Arysta LifeScience Argentina, el 22% de las 880.000 hectáreas estudiadas en el norte de Córdoba se encuentra gravemente enmalezadas. Se considera como “grave” a aquellos lotes que presentan más del 30% de cobertura de malezas.

Escuchá la nota completa.