En la previa de las elecciones, y durante su nacimiento, el Frente de Todos ya advertía que el “todos” incluye a grupos y alas de su fuerza política que mantienen diferencias. A dos meses del comienzo del mandato de Alberto Fernández, algunos desacuerdos empiezan a quedar expuestos.

Sobre eso habló con Radiocampo -por Radio Colonia- el analista político Sebastián Dumont. El especialista explica que hay dos temas que por estas horas dividen las aguas en el espacio político oficialista: los “presos políticos” y las políticas en seguridad.

El primer tema resurgió en las últimas horas, con dirigentes y militantes del Frente cuestionando al propio Presidente por los dichos acerca de que “Argentina no tiene presos políticos”, a los que se habían sumado Felipe Solá (Canciller) y Santiago Cafiero (Jefe de Gabinete).

Alberto Fernández ya hablaba en campaña de las conductas de los jueces federales y hacía hincapié sobre la duda que le generaban las prisiones preventivas, pero nunca habló de presos políticos”, aclara Dumont, que agrega que “nunca los consideró de esa forma”.

De lo que sí habla el Presidente, dice, es de “prisiones arbitrarias”, visto desde el punto de vista de aquellos exfuncionarios sin condena que están en la cárcel. Pero en el caso de Amado Boudou, por ejemplo, la condena existe, por lo que no aplicaría el concepto del mandatario.

Otra diferencia marcada en las últimas horas fue la de la ministra de Seguridad de la Nación, Sabrina Frederic, que no había dado respuestas al pedido de su par bonaerense, Sergio Berni, sobre el deseo de que las fuerzas federales queden fuera de la provincia de Buenos Aires.

Ahora, el equipo presidencial intenta bajar el tono a estos conflictos y en esa línea se muestra el propio Alberto Fernández, que se reunió con Axel Kicillof y subió fotos “afectuosas” con el gobernador bonaerense.

Escuchá la nota completa: