Uno de los argumentos más escuchados en las últimas semanas de protestas que reunieron al agro fue el que explica que “otra vez, la Emergencia o el pedido de solidaridad no pone a otros en la situación en la que pone al campo: siempre somos el sector que tiene que salir como bomberos ante estas situaciones”.

Así lo manifestaba Javier Rotondo, presidente de CARTEZ, que fue parte de la asamblea con cientos de productores en la localidad cordobesa de Río Cuarto, dialogó con Radio Campo- por Radio Colonia- desde donde llamaba a sectores como la política a sumarse al “esfuerzo”. Para él, el campo ya ha dado sobrada evidencia de que aporta al país: “En los últimos 17 años aportó 160.000 millones de dólares, lo que equivale a tres préstamos completos del FMI”.

Quienes administraron esa transferencia de recursos nos dejan 35 o 40% de pobres y una inflación enorme, y esto le cabe a todos los colores de Gobierno. El esfuerzo debería empezar por la clase dirigente y por otros sectores a los que se le bajan las retenciones como la minería o petroleras”, dice.

Para Rotondo, hay sucesiones de Gobiernos que, además de fomentar el aporte del agro, han hecho “una retórica dogmática de conceptos que afirman que el campo tiene renta extraordinaria, que nos queremos salvar, que somos un sector concentrado, y que pertenecemos a la oligarquía”. El dirigente asegura que “lo único que eso ha generado es una enorme transferencia de recursos a un Estado que no devuelve nada en infraestructura, salud ni educación”.

Además, planteaba un concepto de “federalismo bien entendido” del que, para él, se habla poco: “La enorme transferencia de recursos manejado por un Gobierno central se pierden en el interior y la Argentina pierde actividad económica en sus pueblos, y logra un achatamiento que tiene un impacto bien negativo, por eso en un pasado reciente vivimos las peores cosechas de trigo de la historia”.

Río Cuarto es la zona maicera argentina por excelencia, y Rotondo afirma que con este esquema habrá que disminuir el paquete tecnológico aplicado, y quedará un productor desfinanciado y, por sobre todo, desincentivado.

Al menos, rescata, el Gobierno ha planteado la posibilidad del diálogo. “Nosotros entendemos la coyuntura, sabemos que lo que rige hoy es el tope planteado por Macri y nos deja tranquilos saber que fuimos la única entidad que cuestionó al Gobierno anterior, sobre todo después de haber respondido con mayor área sembrada, mejores cosechas, más inversiones”, agrega.

Sobre el final de la charla, el dirigente cordobés advierte que, si Alberto Fernández aceptara esa lógica, le explicarían que se puede generar un esquema de reducción. “El Presidente le dijo textualmente a la Mesa de Enlace que no le pueden pedir hoy un esquema de baja porque sería demagógico, pero que le den dos o tres meses y que se comprometía a analizarlo porque sabe que es un impuesto distorsivo”.

“Con esa lógica podemos empezar a poner sobre la mesa datos técnicos para pensar en impuestos progresivos”, dijo, y recordó que “el Gobierno anterior prometió mucho e hizo poco”. Para concluir, aseguró que una suba de los 3 puntos establecidos en la Emergencia Económica, significarían para el departamento de Río Cuarto unos 1.700.000 viajes menos de camiones.

Escuchá la nota completa en Spotify – Agrolink, el podcast del Campo: Javier Rotondo en Radio Campo