Después de un feriado en el que se reunió con su vicepresidenta electa, Cristina Fernández de Kirchner, Alberto Fernández adelantó que “el gabinete está prácticamente definido”. Sin embargo, y más allá de los nombres casi confirmados para algunas carteras, hay mucho por definir, y recién podría anunciarse en la previa de su asunción.

Así lo explicaba en diálogo con Radio Campo -por Radio Colonia- el analista político Sebastián Dumont, que indicó que los nombres de los nuevos ministros podrían conocerse recién en los primeros días del próximo mes, justo antes del 10 de diciembre, cuando Fernández asuma como Presidente.

“Si bien la mayoría de los nombres están definidos, todavía hay que hacer algunos ajustes respecto del andamiaje o del organigrama de todo el gabinete”, dijo, y explicó que, por ejemplo, deberá todavía definirse si el Ministerio de Economía absorbe otras carteras, o qué pasará con el Ministerio de Transporte, que podría quedar bajo la órbita de la cartera del Interior que, según trascendió, lideraría Wado de Pedro.

Sobre este punto, contó Dumont, todavía hay algunas diferencias que resolver respecto del rol del sindicalismo y la relación del gremio que encabeza Hugo Moyano con los referentes de la política. Son esos detalles, advierte, los que llevarían la definición de todo el grupo de ministros a la fecha más cercana a su asunción.

Sí ya estaría prácticamente confirmado que Daniel Arroyo sería el ministro de Desarrollo Social (lugar que hoy ocupa Carolina Stanley). Si bien en diálogo con Sebastián Dumont aseguró que esa será una decisión de Fernández, todo indicaría que Arroyo aceptaría ese lugar, sobre todo después de hacer un trabajo minucioso para elaborar y difundir el plan Argentina Contra el Hambre.

A la vez, el área financiera y económico-productiva, tiene algunas definiciones desde lo visible: Guillermo Nielsen estaría a cargo del área financiera, particularmente de la renegociación con el FMI y de deuda en general. El espacio vinculado a la producción lo lideraría Matías Kulfas, y la duda es -todavía- si Agricultura será una Secretaría nuevamente y dependerá del economista.