Córdoba y Buenos Aires son las dos provincias que están mirando las principales fuerzas políticas. Es decir, el Frente Todos que encabezan Alberto y Cristina Fernández, y Juntos por el Cambio con Macri a la cabeza.

Necesitan recuperar territorio con urgencia, explicaba el analista político y columnista Sebastián Dumont en diálogo con Radio Campo -por Radio Colonia-, mientras resaltaba el viaje de Fernández por Córdoba, visitando a productores de leche.

“Alberto empieza a intentar reconciliarse con una provincia donde al kirchnerismo no le ha ido bien, donde no quedó un buen recuerdo de CFK, y que en definitiva siempre fue un punto de tensión para ese partido político”, dijo.

Sin embargo, no lo ocultan. “Fernández fue claro y dijo que estaba yendo a buscar los votos cordobeses y a recuperar una provincia que todavía mantiene una relación que quedó muy dañada por los últimos años del kirchnerismo”, explicaba.

El otro eje de conquista de votos es Buenos Aires, y sobre todo el conurbano. Allí, Macri necesita levantar los votos porque la fórmula Fernández tiene un gran caudal asegurado.

Pero lo que juega fuerte esta elección en ambas provincias es la diferencia por la que puedan ganar. “No hay dudas de que Macri gana en Córdoba y Alberto en el conurbano”, dice, y adelanta que lo que habrá que ver es por cuánto ganan.

Es que, por ejemplo, la diferencia que consiga Alberto sobre Macri en el conurbano bonaerense, puede determinar la elección no sólo de la provincia sino de todo el país.