La fórmula Macri-Pichetto para competir en estas elecciones generó opiniones diferentes dentro del propio oficialismo. En diálogo con Palabra de Campo -por Radio 10- el Senador Nacional del PRO por Entre Ríos, Alfredo de Ángeli, cuenta su punto de vista respecto de este anuncio.

En principio, admite que lo sorprendió un poco la novedad, pero destacó que el partido necesitaba de un símbolo de unidad para seguir resolviendo los problemas del país. “En la última sesión de Senadores, Pichetto admitió que lo peor que hizo el Gobierno anterior fue pelearse con el campo por la 125, y lo reconoció como un gran error”, dijo.

Fue eso lo que llevó a Argentina a tener la peor cosecha de trigo en cien años, a retroceder en la ganadería, a cerrar frigoríficos, cortar las exportaciones, y otras cosas de las que el sector se sigue recuperando, enfatizó.

Encuentro un Picheto distinto al de hace once años, en 2008, y merece respeto porque, más allá de que en 2013 tuvimos pocas coincidencias, después cambió su manera de actuar y cuando asumió Macri empezó a acompañar iniciativas del Presidente con mucha responsabilidad desde su lugar de Presidente del bloque mayoritario”, agregó.

Además, el senador oficialista remarcó que la ampliación de Cambiemos al peronismo resultó motivo de celebración para la mayoría de los miembros de la alianza gobernante, ya que “festejamos que se pueda pensar en el futuro del país”.

De todas maneras, asegura que entiende a quienes quedaron “resentidos” por la posición de este dirigente en la lucha de 100 días que encabezaron en 2008. “La hija de un productor entrerriano me decía que si su papá viviese se volvería a morir en caso de ver esta noticia, pero después rescató que es para el bien de la Argentina y para salir de este mal momento”, dijo.

Nos dejaron un país empobrecido, peleado con el mundo, con las instituciones rotas, y ahora hay que empezar a crear confianza. Mientras tanto, más del 60% del presupuesto se usa hoy para cuestiones sociales, y si no nos abrimos al mundo con exportaciones, y llegamos a un acuerdo que incluya al Gobierno, los empresarios y sindicatos, no tenemos salida”, concluyó.