Altos rindes elevan la producción de soja ¿Dónde y por qué mejoraron las expectativas?

La cosecha muestra resultados superadores por encima de los niveles estimados hace un mes. Se estiman 2 Mt más de soja y el rinde a nivel país sigue elevándose.

Habrá más que media cosecha de soja, se espera un 75% más de volumen que el año pasado. La estimación de abril de soja, ya con datos de cosecha, muestra un rinde nacional récord de 33,2 qq/ha, 1,2 quintales más que en el informe anterior. La oleaginosa sigue dejando atrás la mejor marca del ciclo 2016/17 que había logrado 31,9 qq/ha.

Las cosechadoras están imponiendo sus números y muestran un nivel mayor de rindes.  Se lleva cosechado un 15% de soja a nivel nacional, con un excelente clima de cosecha y buenos pronósticos de tiempo. Se espera una inestabilidad entre el domingo y lunes próximo sobre el centro del país y luego condiciones ideales para seguir trillando.

¿Dónde mejoraron las expectativas de la soja?

En grandes áreas periféricas de la región núcleo como en el centro y norte bonaerense, norte de córdoba y norte santafesino. Y tambien en el norte del país, en Chaco, Santiago del Estero y en el NOA. Tambien contribuye que el 50% de la cosecha en la región núcleo muestra resultados muy firmes que se sostienen entre 40 y 50 quintales. 

Córdoba obtendrá casi 35 qq/ha de promedio en soja

Es la provincia que más subió en expectativas de rinde respecto a marzo, con 2 quintales más,aunque ya entonces se esperaba un nuevo record de rinde. Tambien mejoró Santa Fe, sube 1,3 quintales en relación a hace un mes atrás. Se esperan ahora 37,9 qq/ha. Buenos Aires trepa casi un quintal y su rinde provincial será de 32,6 qq/ha.

En Santiago del Estero y Chaco a pesar de los caminos extruidos y los enormes problemas que han dejado las últimas lluvias para trasladarse, los primeros lotes cosechados están sorprendiendo. Los sembrados más temprano muestran rindes de 38 quintales y algunos cuadros superan los 40. En los lotes afectados por inundaciones los resultados bajan a 30 y 35 qq/ha.

Soja 2018/2019

A pesar de que el último fin de semana de marzo terminó con dos grandes epicentros de lluvias —más de 200 mm en el departamento tercero Arriba en Córdoba y en Chaco—, el clima está jugando a favor de la cosecha. Las lluvias del mes pasado solo estuvieron concentradas en la primera quincena del mes. Y esto ha sido fundamental para que a la fecha se hayan trillado más de 2,5 M de ha de soja, un 15% del área total cultivada. Si bien el año pasado se alcanzaba en esta fecha el 28% de avance, el ambiente en aquel entonces seguía dominado por la sequía. Los cultivos habían finalizado prematuramente el ciclo y tras un marzo record por la escasísima cantidad de lluvias, las labores de recolección estaban aceleradas.

Una de las amenazas de esta campaña era que las lluvias vuelvan a aparecer durante la cosecha, en una campaña dónde fueron protagonistas desde fines de octubre hasta casi fines de enero. En el 2016, las lluvias de los últimos días de marzo y de las primeras dos semanas de abril se habían ensañado sobre Santa Fe, dejando descargas de 100 a 300 mm. En el 2017, para ese mismo período, hubo un temporal muy fuerte de lluvias en el noreste de La Pampa con montos de 200 a 300 mm. Luego siguieron lluvias sobre la franja este de la región pampeana con valores de 100 a 300 mm.

Por es tan importante cómo se está desarrollando el clima hasta ahora. Excepto por esos dos focos de lluvias en Córdoba y Chaco, en el resto de la región hubo lluvias de apenas 10 a 30 mm. Para el domingo (14/4) y lunes próximo se espera una inestabilidad sobre le centro del país. Pero se tratarían de lluvias modestas, y se retomaría rápidamente a la actividad.  

En la zona núcleo se alcanzó a cosechar el 50% de la oleaginosa de primera, siendo el área que más avanzó hasta el momento. El rinde promedio está en torno de los 43 a 45 qq/ha. Si bien hay diferencias entre los lotes afectados por los excesos, en general los rindes están muy firmes y sostienen muy buenos promedios zonales.

Los resultados parciales que se están obteniendo en Córdoba permiten ajustar en 35,0 qq/ha el rinde provincial de la oleaginosa. Son dos quintales más respecto a lo que se estimaba en marzo. Córdoba, que hace un año sufría el mayor recorte productivo que la dejaba por debajo de la valla de los 9 Mt, en este ciclo 2018/19 ha alcanzaría a producir 15,75 Mt de soja.

En Buenos Aires, el centro y norte de la provincia siguen apuntalando mejores resultados. El rinde provincial pasa de los 31,7 qq/ha que se estimaban hace un mes a actualizarse con 32,6 qq/ha. La producción es estimada en 17,7 Mt.

En Santa Fe se han relevado mejores resultados que los esperados en el norte y centro de la provincia. Hasta hace un mes se esperaba que se produzca en la provincia 11,0 M de toneladas de soja. El nuevo guarismo de abril actualiza la producción en 11,4 M de toneladas, es decir, 400 mil toneladas más. El rinde provincial se estima en 1,3 quintales más que hace un mes, en 37,9 qq/ha.

En Entre Ríos, según el SIBER de la Bolsa de Cereales de Entre Ríos, los resultados son prometedores, pero no harán un nuevo ajuste hasta que no se avance más en la trilla. Los rindes en el norte, como en La Paz, están 25 a 37 qq/ha. Se sigue considerando un rinde provincial de 29,7 quintales para la oleaginosa.

En base a las observaciones en las distintas áreas productivas, es posible ubicar a la producción de soja nacional en 56,0 millones de toneladas. Este número surge de una estimación de rinde promedio nacional de 33,2 quintales por hectárea, una superficie implantada de 17,6 millones de hectáreas y un área no cosechada de 700 mil hectáreas. En el siguiente cuadro mostramos los datos estimados para cada provincia recordando que los datos de Entre Ríos son tomados del SIBER de la Bolsa de Cereales de Entre Ríos.