El Senado acogió  la presentación de una campaña de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) para visibilizar los problemas de las mujeres rurales, especialmente en riesgo de que se vulneren sus derechos por vivir en zonas aisladas.

En el marco de la celebración del Día Internacional de la Mujer Rural, la vicepresidenta y presidenta de la Cámara Alta, Gabriela Michetti, fue la encargada de poner en marcha la iniciativa, titulada “Mujeres Rurales, motores del desarrollo” y diseñada por FAO Argentina.

“Con esta campaña, la FAO busca instalar en la agenda nacional la problemática, diferenciada e invisible que tienen hoy las mujeres rurales en la Argentina”, detalla la organización en la información distribuida sobre la iniciativa.

El objetivo es fomentar el compromiso de los distintos poderes del Estado para el diseño y la implementación de políticas públicas que tengan en cuenta el “importante rol de las mujeres rurales la seguridad alimentaria y nutricional de sus familias y del país”.

En el acto, la vicepresidenta argentina puso de relieve el “esfuerzo personal” que realizan estas mujeres que “no solo viven en el campo sino que tienen una exclusión de derechos agravada por estar en zonas rurales”, según detalló el Senado en un comunicado.

“Hay sufrimientos que tienen que ver con las condiciones en que se ejerce el trabajo”, prosiguió Michetti, pero puntualizó que las violaciones de los derechos de la mujer en el siglo XXI no tienen que ver solo con lo laboral.

“Creo que todos tenemos que trabajar en esto, colaborando en la situación de mejora para las mujeres que viven en campo y ruralidad”, finalizó la vicepresidenta, según el texto.

Por su parte, también en la apertura del evento, el coordinador residente del Sistema de Naciones Unidas en Argentina, René Mauricio Valdés se refirió a las necesidades de las mujeres rurales y destacó que “la inclusión financiera es una de las principales herramientas para el combate de la pobreza”.

Valdés enfatizó que Argentina “debe tener un enfoque de género visibilizando las necesidades” de este colectivo.

La campaña tendrá presencia en medios de comunicación y redes sociales, donde se convocará a mujeres rurales y organizaciones campesinas para compartir sus testimonios.

Asimismo, FAO invitará a funcionarios del Poder Ejecutivo, a legisladores de todos los partidos, empresas de alimentación, periodistas, académicos y otros referentes de la sociedad civil para que se hagan eco de la campaña.

Durante el acto de lanzamiento en el Senado, se entregaron diplomas a mujeres productoras rurales y a funcionarios que ya se comprometieron con la campaña.