Hasta el momento, la muerte masiva de peces en cualquier tipo de curso de agua de Argentina -desde una pequeña laguna hasta el mar- no tenía un estándar de trabajo para la investigación directa de posibles causas y consecuencias.

Ahora, y gracias a la investigación que realizó la Facultad de Veterinaria de la Universidad Nacional de Rosario -que funciona en Casilda, Santa Fe-, se protocolizó el procedimiento ante la muerte masiva de peces. Sobre eso dialogó con Radio Campo -por Radio Colonia- el médico veterinario y columnista Marcelo Zysman.

La institución se propuso investigar y se encontró con que a menudo aparecían estos problemas pero no se llegaba a conclusiones válidas ya que no había un manual para hacerlo o un protocolo definido.

Hasta ahora, cuando esto pasaba no se sabía cómo tomar la muestra, ni en qué momento y lugar, en qué cantidades, con qué material, quién lo hacía, de qué manera, si se refrigeraba y envasaba o no, y otro montón de pequeñas cosas que llevaban a que, cuando se hacían los estudios, no se concluyera nada.

“Se perdían esfuerzos, recursos, tiempo, y lo peor: nunca se podía predecir un nuevo suceso. De ahora en más, eso está solucionado con una normativa que está vigente pero requiere aún ser publicada en el Boletín Oficial y contar con una reglamentación que la adecúe a cada contexto local”, concluyó Zysman.