Buenos Aires: crecieron un 113% los aportes económicos a forestadores

La actividad forestal bonaerense recibiría 25 millones de pesos hacia fines de año. Con el reintegro de los costos los productores pueden afrontar los ciclos de 8 a 15 años que requiere la actividad. El impulso al sector es una de las medidas que ejecuta el Gobierno de María Eugenia Vidal para combatir el cambio climático.

El Ministerio de Agroindustria de la Provincia de Buenos Aires destacó el fuerte impulso que tuvo la actividad forestal en territorio bonaerense en los últimos años, que permitió aumentar en un 113% el aporte económico que reciben los forestadores de la Ley 25.080, por lo cual se estima que llegará a 25 millones de pesos hacia fines de 2019.

Además, aumentaron un 104% los campos inspeccionados y se incrementó un 70% la superficie certificada.  

El Ministro Leonardo Sarquís indicó que “se combinaron diversas acciones que permitieron revertir la situación de olvido que padecía el sector forestal y que posiciona a la provincia de Buenos Aires en inversiones forestales. Por ejemplo: la resolución de conflictos legales por la falta de reglamentación de la Ley de Bosques, la agilización de trámites debido a la digitalización y el aumento de la salida a campo por parte de los técnicos”.

“El impulso a la forestación es parte de los objetivos de la Gobernadora Vidal para combatir el cambio climático. Otro de los objetivos trazados es la necesidad de replantear producciones sustentables y de baja o nula intervención de fitosanitarios en ciertas zonas”, concluyó Sarquís.

Beneficio para pequeños y medianos productores

La gran promoción para las plantaciones forestales, en el caso de los pequeños y medianos productores, es el aporte económico que reciben como reintegro de costo: los productores pueden afrontar los ciclos de 8 a 15 años de esta actividad.

Para ello, fue necesario que el Ministerio difunda, recepcione y fiscalice los proyectos de inversión forestal. Algunas de las herramientas que se utilizaron para ampliar su difusión fueron jornadas de promoción; vinculación con municipios, con el INTA, con asociaciones y cooperativas; y acciones relacionadas a la renovación de base de datos y al aumento de las notificaciones a los productores.

Desde la Dirección Forestal provincial destacaron que en los últimos años se registró un aumento en la implantación de los sistemas silvopastoriles que consisten en combinar la ganadería con la forestación. Entre 2016 y 2018, en distintas regiones de la provincia, el Ministerio llevó adelante cinco capacitaciones sobre este sistema innovador iniciando, a su vez, un trabajo de investigación sobre la rentabilidad de ellos.

La cartera provincial relanzó en 2018 el Plan de Incentivo a Plantaciones Forestales, poniendo  énfasis y dando prioridad a la incorporación de genética de avanzada e implementación de sistemas silvopastoriles. Este plan consiste en la entrega de plantines y el posterior seguimiento como un ensayos.

Vale señalar que en abril último, se realizó en Suipacha la Primera Jornada sobre Sistemas Silvopastoriles, donde junto a especialistas nacionales e internacionales se estudiaron modelos exitosos para el potencial en Buenos Aires. Finalmente, evaluando los proyectos de plantación de los últimos cuatro años, el área forestal detectó un crecimiento de proyectos silvopastoriles, de un 20% del total.