Es una cosa que casi decimos sin repensar: el campo es antiperonista. Lo escuchamos seguido de propia boca de los dirigentes o productores, y en el escenario de transición a un Gobierno que tendrá a CFK como vicepresidenta, volvieron a la discusión temas como este.

Para eso hablamos con alguien que rompe con esa afirmación. Es productora y peronista, y en su charla con Radio Campo -por Radio Colonia- Pato (Patricia) Gorza, nos llama a pensar por qué se plantean como conceptos antagónicos el campo y el peronismo, aún en un contexto en que precisamente el agro y el partido que supo formar Juan Domingo Perón han cambiado y, sobre todo, se han diversificado mucho.

En principio, Patricia es de ese 20% del total de los productores agropecuarios de Argentina que es mujer, según indicaron los datos del Censo Agropecuario Nacional. Desde 9 de Julio, en la provincia de Buenos Aires, se acerca a los que miramos el campo desde la CABA gracias a haberse vuelto una de las que llamamos “twitteras del agro” (@PatriciaG9dj).

pato gorza

En su biografía de Twitter prioriza palabras como “campo”, “gremialismo”, “política”, y se define como peronista, mientras comparte una frase real que también nos invita a ir más allá de los números: “El campo es mucho más que una unidad de negocios”. Es en uno de sus hábitats naturales, Twitter, que el clima se ha puesto turbulento de alguna manera en las últimas semanas, reflejando lo que pasa con los productores y la dirigencia, y el “temor” a revivir, con la nueva administración, algunos de los errores del pasado.

Sin embargo, la referente bonaerense nos lleva a pensar por qué se sigue hablando de peronismo y campo como opuestos. “Son dos conceptos muy amplios”, aclara de arranque, y explica por qué es un error decir que “el campo es antiperonista”. En principio, hablar de “campo” como una masa uniforme, se aleja de la realidad. “Sí es verdad que el productor que más vemos y escuchamos, sobre todo en esta red social, es un tipo de productor, de cierta escala y de un lugar específico del país; pero si nos ponemos a pensar, podemos decir que Grobocopatel es productor agropecuario, el que tiene 5 hectáreas también, y el que trabaja en el cordón hortícola de La Plata, también”, dice.

Por todo eso es que se permite salir de esa sensación general de que el campo está viendo con qué pata arranca ante el nuevo Gobierno de Alberto Fernández: “Tenemos que dejar de opinar y ser negativos y ponernos en acción, a trabajar en positivo gobierne quien gobierne”. Gorza incluso aclara que es algo que también dijo cuando Macri ganó las elecciones del 2015, y que repite ahora, con la convicción de que “muchas de las cosas que van a suceder en la materia, dependerán de nosotros, que desde el lugar que nos toque tenemos que contar con participación activa, que no es sólo desde la opinión”.

Sin embargo, la productora de 9 de Julio aclara que entiende que “el que se quema con leche ve una vaca y llora”, y comprende a los productores que están con temores después de lo que pasó en 2008. “Quedó una sensación y un sabor amargo, pero las políticas que necesita el campo trascienden a los partidos”, sostiene.

Por eso, plantea la necesidad de ir para adelante: “Se vienen cuatro años de un Gobierno peronista y tenemos que saber aprovechar la situación, así como nos volverá a pasar con otro partido en 4 años. Pero tenemos que estar pensando en tirar para el mismo lado, buscar consensos y sentarnos a las mesas de diálogo nos guste o no, porque sabemos que es esa la única manera de respetar la institucionalidad y mejorar al campo”.