La Confederación de Asociaciones Rurales de la Tercera Zona (CARTEZ) salió al cruce de la provincia de San Luis, a cuyo Gobierno acusó de implementar “prácticas feudales que atentan contra la cadena productiva, contraponiéndose al federalismo que tiene que primar en estos momentos en los que todo el país suma sus esfuerzos en la lucha contra el coronavirus”.

Luego del Decreto del Gobierno Nacional que establece la cuarentena obligatoria, el artículo 6 establece excepciones a la actividad agropecuaria, con tránsito restringido pero con permiso para circular. Y, si bien provincias como Córdoba emitieron un permiso y los productores circulan desde los primeros días sin mayores inconvenientes, la entidad denuncia que en San Luis “prácticamente se bloquearon las fronteras, no permiten el paso de maquinaria agrícola para hacer trabajos de cosecha y afecta a numerosos productores que tienen campo ahí”.

“CARTEZ, como confederación afectada a San Luis, denuncia esta grave situación donde una provincia con manejos feudales y un sentido mezquino ante una situación extrema como la que vive el país, y haciendo oídos sordos de una normativa nacional, una vez más muestra su desapego por el cumplimiento del sentido federal de la República”, expresaban.

En diálogo con Agrolink, el titular de CARTEZ, Javier Rotondo, asegura que el ministro de Agricultura y Ganadería de Córdoba, Sergio Busso, inició un diálogo con Juan Lavandeira, ministro de Producción de esa provincia, para agilizar gestiones y resolver este problema que, según advierten, podría traer graves problemas de rentabilidad y productivos en esa zona.

“También elevamos nuestra preocupación y pedimos una rápida intervención al Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, toda vez que la provincia de San Luis está incumpliendo la normativa nacional sobre las excepciones al aislamiento social”, manifestaron.