Closs advirtió que los productores forestales podrían quedarse sin incentivos: “entre todos los colores políticos debemos trabajar para que no caiga la Ley 25.080”

El senador nacional Maurice Closs confirmó hoy que el proyecto de prorroga de la Ley 25.080 de Inversiones para Bosques Cultivados, que contempla beneficios fiscales para las empresas y Aportes Económicos No Reintegrables para pequeños y medianos productores, esta entre las leyes que quedaron sin debatir en el Congreso Nacional este año.

La normativa tiene fecha de vencimiento en enero de 2019, y se logró un consenso nacional para solicitar su prórroga por 10 años más. Pese a que hubo durante todo el año un análisis conjunto sobre las reformas necesarias a la normativa, está en riesgo su tratamiento este año.

Al respecto, el legislador misionero indicó que “la única manera de salvar la situación es que el presidente Mauricio Macri convoque a sesión extraordinaria con la ley forestal incluida o que firme un decreto de necesidad y urgencia para su extensión”. De lo contrario, advirtió que “en 2019 los forestales se quedarán sin recursos y se podrían frenar las nuevas plantaciones y desincentivar las futuras”.

“En el Congreso no se van a reunir más. La ley 25080 tiene vencimiento el 31 de diciembre, y después de andar dando vueltas en infinidad de reuniones y de mesas, incluso con el Presidente sentado, que yo valoré el gesto de que le brinde la importancia a este sector, esa ley no tuvo media sanción en Diputados. Fíjense qué grave es, con lo cual queda solamente que desde hoy todos los misioneros de todos los colores políticos tenemos que ponernos a trabajar hasta el 31 de diciembre”, explicó Closs.

En esta línea, advirtió que sólo son dos posibilidades las que quedan y ambas dependen exclusivamente del Poder Ejecutivo Nacional. “La primera alternativa para resolver este gran problema es que el Presidente llame a sesiones extraordinarias y dentro del temario incluya la prórroga de la Ley 25.080, y que garantice que se sienten las dos cámaras, porque no alcanza con que se haga una extraordinaria y se vote en Diputados junto con bienes personales y otras leyes que quedaron pendientes pero no se votan en el Senado”, indicó el senador.

Para Closs, el otro camino para resolver “el más grave que atraviesa Misiones, es que el Presidente utilice un decreto de necesidad y urgencia”.

Si usó un DNU para sacarle plata a los intendentes del Fondo de la Soja, entonces que lo use para la ley 25.080. Este es el tema principal que nos debe ocupar a los políticos misioneros de todos los colores que estamos acá para resolver antes de fin de año”, advirtió Closs.

El ex gobernador recordó que había presentado un proyecto con un solo artículo, para la prórroga simple de la ley, mientras que el oficialismo insistía en una nueva ley o una reforma que tomó más de un año pero no se trató finalmente en el Congreso. “No se logró nada y llegamos a la triste situación de que terminó el año parlamentario y no se logró  la prórroga”, cuestionó