Cómo salió el Gobierno del cepo cambiario y por qué es cuestionado

El periodista y especialista en economía Julián Guarino dialogó con Radio Campo acerca de la crítica que hizo Alberto Fernández al Gobierno, explicando por qué salió “mal” del cepo cambiario.

En las últimas horas, el candidato a Presidente de la Nación por el Frente de Todos, Alberto Fernández, dijo que el Gobierno había salido mal del cepo cambiario. Sobre eso dialogó con Radio Campo -por Radio Colonia- el periodista de C5N y especialista en economía, Julián Guarino.

Para él, esto es algo que quedó en evidencia a estas alturas: el Gobierno efectivamente salió mal del cepo. Se hizo, explica, a través de una definición que sigue pesando muy fuerte en la dinámica de Argentina respecto de la balanza de pagos. Es decir, la cuenta que dice cuántos dólares ingresan y cuántos egresan finalmente del país. “Se salió mal porque no hicieron algo relativamente gradual”, dijo.

Argentina tenía una situación muy compleja en la balanza de pagos y eso trajo medidas que empezaban a profundizar aún más las restricciones del país, por lo que hacía falta proponer el camino inverso pero, claro, en un contexto con menos componente ideológico y más pragmatismo, explicó.

Ni bien asumió, el Gobierno, además de anunciar que levantaba el cepo, canceló rápidamente el encaje a los capitales y subió rápidamente las tasas de interés, dos recursos que habitualmente usan los países para atraer dólares cuando tienen algún tipo de falencia.

Se sube la tasa para que ingresen dólares al país, se cambian por moneda local y en la moneda local se coloca a tasa de interés. Eso, dice, puede ser después transferido a dólares y se pueden llevar ese rendimiento al lugar de donde vinieron los capitales. Si bien es algo usado habitualmente, Guarino explica que en Argentina no tuvo control alguno.

Por otro lado, el encaje a los capitales es poner una especie de impuesto a la cantidad de dinero que ingresa para ser invertido financieramente. En Argentina, cuenta, corrió esa medida pero sin gradualismo, y de un día para el otro dejamos de tener encaje. También tuvo que ver, explica, lo que pasó con las liquidaciones del agro y el hecho de que no haya restricciones para traer dólares fruto de la exportación.