Con 1 Mt más de soja, la región centro cosechará un 34% más que el año pasado

Las lluvias del fin de semana frenaron la ola de calor, el 92% de la región recibió más de 30 mm. La expectativa de rindes de la oleaginosa ahora alcanza los 40 qq/ha y la región produciría 20 Mt de soja.

Tras el calor extremo hubo acumulados salvajes: Classon recibió 240 mm

Después de días con temperaturas extremas —Noetinger, registró 42,2ºC— llegó el alivió, lluvias de más de 25 mm alcanzaron al 92% de la región. En un 42% del área, superaron los 50 mm. El centro-sur de Santa Fe concentró los mayores milimetrajes. Clason recibió 240 mm, Irigoyen 172 mm y Pujato 90 mm. El noreste bonaerense no se quedó atrás. Ramallo acumuló 86,6 mm. Superando el limite este del departamento Unión, hacia el centro de Córdoba, las precipitaciones fueron menores a los 10 mm. Idiazábal, Bengolea y Hernando casi no registraron lluvias.

La soja supera las adversidades y alcanzará los 20 Mt

La mejor condición que muestra la oleaginosa sube el rinde promedio de la región, pasa de los 38 qq/ha a los 40 quintales. La soja se alza con un 1mt más respecto de lo estimado hace una semana, se cosecharán 5,1 Mt más que el año pasado. A pesar de los excesos de agua, en algunos sectores con más de 100 mm, la oleaginosa resultó muy beneficiada. Ahora, con reservas suficientes de humedad, la soja de primera terminará el llenado de granos sin limitantes. Para las de primera tardías fue vital que llueva para afirmar su potencial.  Y en sojas de segunda regulares fue aún más importante, la presión de la falta de agua estaba incidiendo en la mortandad de plantas. Fue un evento fundamental para frenar las pérdidas de los lotes más deteriorados. De todas maneras, la ola de calor de la semana pasada dejará secuelas en algunos sectores. Para los cuadros que se mantenían en mejor estado, las lluvias subieron los rindes estimados. Por todo esto, la soja de primera ahora se estima en 43 qq/ha y en 33 a la de segunda.

Bajas temperaturas, sin daños pero con miedo a marzo

Las mínimas se registraron el martes 26 de febrero, la temperatura bajó hasta los 6,2 C° en Chacabuco y Junín. No generaron daños en los cultivos pero asusta tener estos registros ya en febrero. Cultivos de segunda como soja y maíz —este último en excelente condición y altísimas posibilidades productivas— dependen de que no se repitan estos eventos.

Por el mal estado de los caminos, se atrasa la cosecha de maíz en el centro-sur de Santa Fe

Las lluvias superiores a los 100 mm dejaron caminos en mal estado, por lo que se ve imposibilitado el ingreso a los lotes. El rinde de la región se sigue estimando en 111 qq/ha. Los primeros lotes que pudieron ser trillados en Bigand y en Chovet marcaron entre 110 a 120 qq/ha, confirmando la tendencia.