La producción de carne porcina fue de 526.200 toneladas en los primeros diez meses de 2019, lo que significó un crecimiento del 1,8% con respecto a igual período del 2018, según IES (Investigaciones Económicas Sectoriales).

En su Informe del Sector Porcino, IES Consultores indicó que el consumo aparente creció 0,2% al totalizar 548.500 toneladas en lo transcurrido del año, ayudado por la mejora relativa en los precios porcinos con respecto a los vacunos y la carne aviar.

En cantidades, se importaron 24 mil toneladas, 24% por debajo del mismo período de 2018, mientras que en valores, las compras totalizaron US$ 66,5 millones, una merma de 23,4% con respecto a iguales meses de 2018.

En el caso de las exportaciones, las estadísticas demuestran que en los primeros diez meses de 2019 se enviaron al exterior US$ 33,8 millones (14,2% más que en 2018) mientras que la suba en volúmenes fue del 16,3%, con más 21 mil toneladas despachadas.

Para Alejandro Ovando, director de IES Consultores “las exportaciones comienzan a traccionar fuerte al sector, sobre todo luego de la gran noticia de la apertura de China a los productos porcinos argentinos”.

En diez meses de 2019, Rusia fue el principal comprador de las exportaciones porcinas argentina, con 76% de los valores vendidos al exterior, seguido por China (23,9%), con un importante crecimiento a partir de mayo. En cuanto a las importaciones, las compras a Brasil representaron 96,9% del total en valores, mientras que desde España provino 1,5% del total