Las granjas de China han comenzado a criar cerdos gigantes para combatir la escasez de carne causada por la epidemia de peste porcina africana, según ha informado el diario local South China Morning Post. La idea de criar cerdos de mayor tamaño se está extendiendo por diversas zonas del país, aún en una disputa comercial con Estados Unidos.

Una de estas granjas se encuentra en Nanning, la capital de la provincia de Guangxi, donde vive Pang Cong, el dueño de la granja. El cerdo de Pang pesa 500 kilogramos y forma parte de un rebaño que se cría para convertirse en cerdo gigante. Cuando se sacrifican, algunos de los cerdos pueden llegar a venderse por más de 10.000 yuanes (1.273 euros), lo que supone más del triple del ingreso mensual promedio de un granjero en Nanning.

El espécimen criado por granjeros como Pang Cong es más pesado que un oso polar macho adulto promedio. En la provincia nororiental de Jilin, los altos precios de la carne porcina están llevando a los agricultores a criar cerdos de entre 175 y 200 kilos para poder abastecer a toda la población.

Los cerdos se venden por más de 1.000 euros

Esta práctica no es exclusiva de las granjas pequeñas. Las grandes empresas como Wens Foodstuffs Group Co, el principal criador de cerdos del país, Cofco Meat Holdings Ltd. y Beijing Dabeinong Technology Group Co., han puesto en marcha el proceso para aumentar el peso promedio de sus cerdos. Un analista senior de la consultora Bric Agriculture Group, Lin Guofa, afirma que las grandes granjas están intentando aumentar el peso al menos un 14%. “El peso promedio de los cerdos en el sacrificio en algunas granjas a gran escala ha aumentado hasta 140 kilogramos, en comparación con los 110 kilogramos normales. Eso podría aumentar las ganancias más del 30%”, explica el experto.

La peste porcina africana es altamente contagiosa para los cerdos. El primer brote en China se detectó en agosto de 2018 y el virus se ha propagado por todo el país. Las medidas preventivas incluyen desinfectar las granjas y restringir la venta de carne de cerdo y carne procesada, entre otras. Los animales infectados son sacrificados. Desde el primer brote, los precios de la carne se han disparado a niveles récord y el gobierno instó a los agricultores a impulsar la producción para frenar la inflación. Los precios al por mayor de la carne de cerdo en China han aumentado más del 70% este año.

La escasez continuará hasta 2020

El viceprimer ministro chino, Hu Chunhua, advirtió que la situación del suministro será “extremadamente severa” hasta la primera mitad de 2020. China enfrentará una escasez de carne de cerdo de 10 millones de toneladas este año, más de lo que está disponible en el comercio mundial. Durante una visita reciente a las principales provincias ganaderas de Shandong, Hebei y Henan, Chunhua instó a los gobiernos locales a reanudar la producción porcina lo antes posible, con el objetivo de volver a los niveles normales el próximo año. Aún así, muchos agricultores desconfían de repoblar a los cerdos después de haber sido heridos por un brote anterior. Además, los precios de los lechones y las cerdas reproductoras han subido, lo que hace que sea más costoso la reconstrucción de los rebaños. Aumentar el tamaño de los cerdos que ya poseen puede ser el siguiente mejor paso para todas las granjas chinas.