De cara a la llegada del nuevo Gobierno nacional que encabezará Alberto Fernández, la dirigencia del agro viene hablando de ciertos cambios y de intenciones claras de dialogar con las nuevas autoridades. En diálogo con Radio Campo -por Radio Colonia- el Presidente de CRA, Dardo Chiesa, admite que el tipo de dirigencia que se pueda llevar a cabo tiene que ver directamente con la actitud de los gobiernos.

“Si tenés un Gobierno de puertas abiertas, como el que termina ahora, donde la participación público-privada acepta que llevemos propuestas e incluso las ponen en marcha, es fácil contribuir. En cambio, si tenés un Gobierno como los que tuvimos de 2008 a 2015 en los que no te reciben, en los que cuando un ministro quiere hablar con vos te tiene que llevar a una confitería a escondidas y no se puede ni cerca presentar una propuesta, es muy difícil”, dijo.

En esa línea, aseguró que será tarea del nuevo Gobierno decidir si abrirá o no las puertas a la participación del campo y la dirigencia agropecuaria: “En los años que gobernaron no sólo no nos abrieron las puertas sino que nos llevaron a una etapa de conflicto en la que no tuvimos otro camino”.

Sin embargo, destacó que “a todos nos conviene que el Gobierno no vuelva a cometer los mismos errores”, y dijo que quiere aportar a la construcción -en 2020- de un país que priorice la interacción público-privada: “El privado tiene que invertir, emplear y generar desarrollo, y el público tiene que dar las condiciones para evolucionar, mientras atiende las necesidades básicas insatisfechas y trabaja por el bien común”.

Me gustaría que el Gobierno pusiera el foco en ser un país netamente agroindustrial y que permita desarrollar el interior profundo”, indicó, y sostuvo que “durante mucho tiempo hemos pasado de ser un Estado empresario a uno que se ha desprovisto de todo, vamos de un lado a otro sin escuchar exactamente lo que se necesita para producir”.

Alberto Fernández y el campo

Chiesa admite que está “absolutamente convencido” de que, tal como lo expresaba Monzó al rechazar ser el ministro de Agricultura, “van a tocar al campo”. Es que, para el dirigente, “lo único que tiene Argentina para tocar es al campo y la minería”.

En ese sentido, confirma que “los productores tenemos miedo”, y trae a la charla el refrán que dice que “el que se quema con leche ve una vaca y llora”. Para él, no se trata de inventar nada ni especular: “Esto ya nos pasó, tenemos miedo por instinto”.

Pero, ¿qué podría “tocar” el nuevo Gobierno? Desde su perspectiva, lo que se viene son problemas fiscales y de comercio: más retenciones y restricciones comerciales. “Lo de las retenciones o los problemas fiscales pueden tener solución en el corto, mediano o largo plazo, pero el problema comercial es algo casi doctrinario que destruye el valor”.

¿Cómo termina Macri su Gobierno y cómo será el primer año de Fernández?

“Macri termina su Gobierno con el campo creciendo, aunque quedan muchas asignaturas pendientes respecto de la macroeconomía que no termina bien, definitivamente. No se solucionó tampoco el problema cambiario, vuelan las tasas de interés por segundo año consecutivo y seguimos escuchando que el productor tiene que ir a cambiar cheques a una cueva”.

Para el 2020, Chiesa adelanta que será “durísimo”. De hecho, dice: “No sé cómo vamos a salir, porque no hay consolidación social si no hay consolidación económica, y todavía hay muchas necesidades básicas insatisfechas y muchos problemas que incluso se patearon para adelante por las elecciones, y ahora le toca al que ganó resolverlos”.