Destacan la decisión de que las PYMES puedan pagar el bono en base a sus posibilidades

No obstante, que a pesar de esta posibilidad "muchas micro pymes en el interior del país van a estar imposibilitadas de hacerlo".

El presidente de Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), Gerardo Díaz Beltrán, acordó hoy con la decisión del gobierno nacional de que el pago del bono de $5.000 a los trabajadores de firmas pymes pueda ser realizado en varias cuotas en base a las posibilidades de cada empresa.

En un contacto mantenido con la prensa en la sede central de CAME, en el microcentro porteño, Díaz Beltrán advirtió no obstante, que a pesar de esta posibilidad “muchas micro pymes en el interior del país van a estar imposibilitadas de hacerlo”.

El dirigente empresario recordó que desde CAME se le transmitió al gobierno “desde el comienzo que cada sector o empresa pague el bono en base a sus posibilidades” y por eso “rescató la forma en que salió redactado el decreto en lo que respecta a la necesidad de adecuar y de dar la posibilidad de que se pueda pagar en cuotas”.

El gobierno nacional oficializó la obligación para todas las empresas del sector privado de otorgar un bono de $ 5.000 por única vez a sus trabajadores, que se pagará en dos veces, con los salarios de noviembre y enero.

Lo hizo a través del Decreto 1043/2018 publicado en el Boletín Oficial, con la firma del presidente Mauricio Macri, el jefe de Gabinete Marcos Peña, y los ministros del Interior, Rogelio Frigerio; Relaciones Exteriores, Jorge Faurie; Defensa, Oscar Aguad; Hacienda, Nicolás Dujovne; Producción, Dante Sica; Justicia, Germán Garavano; Seguridad, Patricia Bullrich; Desarrollo Social, Carolina Stanley, y Educación, Alejandro Finocchiaro.

En esa norma, el gobierno estableció “a partir del 1 de noviembre de 2018, una asignación no remunerativa para todos los trabajadores en relación de dependencia del sector privado, que ascenderá a $ 5.000, suma que será otorgada por los empleadores 50% con los salarios de noviembre, pagaderos en diciembre, y el 50% restante con los salarios de enero de 2019, pagaderos en febrero”.

Díaz Beltrán dijo que el pago del bono “generó preocupación en el sector pyme, en especial en el sector comercial e industrial”.

El titular de CAME, como ya lo hizo en anteriores oportunidades, reclamó al gobierno la instrumentación de créditos accesibles para las pymes.

En lo que respecta específicamente al pago del bono, la tasa de interés de los créditos que se tomen a tal fin dijo que debería ser “sumamente ventajosa” e incluso “en torno a 0%”.

“Tiene que estar claro que tomar un crédito tiene que ser algo excesivamente conveniente para que una pequeña empresa pueda tener la liquidez en su momento y poder pagarlo no solo descansadamente, sino con una tasa prácticamente 0 (cero)”, subrayó Díaz Beltrán