En un contexto tan cambiante en lo político, lo económico, y con las economías regionales tan debilitadas, aseguraba Marcelo Zysman, medico veterinario y columnista de Palabra de Campo -por Radio 10-, Córdoba develó un dato que preocupa incluso al agro de esa provincia.

El especialista contó que la Universidad Nacional de Córdoba investigó sus mamíferos autóctonos y reveló un dato preocupante: casi la tercera parte de las 68 especies contabilizadas está en peligro de extinción.

El análisis comprende a aquellos animales que viven normalmente en la provincia de Córdoba y que, claro, no guardan relación con la producción agropecuaria. El 37% de ese total de especies está en peligro de extinción según ese informe.

Zysman remarca que “es muy importante proteger la fauna silvestre por muchas razones, pero principalmente porque es la que permite el ecosistema regional e incluso la que permite que el productor haga su trabajo, porque favorece, por ejemplo, la polinización de muchas plantas”.

Cinco de estas especies, explicó, están en peligro crítico de extinción. Se trata del pecarí, el guanaco, el ciervito, Aguará Guazú y el carpincho. ¿Cuál es el factor más importante por el que esto sucede? La cacería furtiva, explica Zysman.