El biodiesel más puro de todo el mundo se elabora en una planta industrial de la región

Se trata de una innovación tecnológica desarrollada por investigadores del Conicte y de la Universidad Nacional del Litoral. Se aplica en las instalaciones de Dreyfus

Una de las plantas productoras de biodiesel, dedicada a su elaboración para venderse en el exterior, cuenta con una novedosa innovación tecnológica que le permite disponer del biocombustible más puro de todo el plantea.

En efecto, investigadores de un instituto santafesino dependiente del Conicet y de la Universidad Nacional del Litoral (UNL) resultó clave para reducir la cantidad de monoglicéridos en el biodiésel que se elabora en la planta de la compañía Louis Dreyfus.

Se trata de un trabajo que que realizó Gustavo Mendow, investigador del Conicet e integrante del Instituto de Investigaciones en Catálisis y Petroquímica (Incape) de la ciudad de Santa Fe. Hace cinco años, cuando trabajaba en la producción de un coadyuvante agrícola descubrió que los monoglicéridos del producto alcanzaban un valor mucho más bajo que el esperado, y lo tomó como punto de partida para intentar bajar la cantidad de monogliceridos en el biodiésel.

En la investigación, los científicos del Incape también detectaron que el proceso, además de bajar los monoglicéridos, extraía otras impurezas del biodiésel: los glucósidos esteroles. A partir de esta línea de trabajo, en 2014 se publicó una patente y en el 2016 se firmó un convenio con Dreyfus para llevar esta tecnología a la planta ubicada en General Lagos.

“El biodiésel allí obtenido es de mejor calidad y se logra con menor consumo de catalizador, un insumo que tiene un costo importante”, expresaron los investigadores.

“Los monoglicéridos que obtiene esta empresa son los más bajos que produce una planta en todo el mundo. No hay una compañía que venda un biodiésel con monoglicérido a 0,2 % como lo venden ellos”, aseguraron.