Martín Fraguio, hoy director de Carbon Group, empezó a trabajar en temas vinculados al cambio climático desde su rol en Maizar. Ahí, relata, se dio cuenta de que el inventario que presentaba Argentina desde 1996 sobreestimaba las emisiones de GEI del sector agropecuario por la metodología que se usaba.

En su paso por Palabra de Campo -por Radio 10- contó que uno de los problemas es que no sabían en cuánto se sobreestimaba, aunque sí entendían a la perfección que eso nos estaba causando perjuicios comerciales. Sin embargo, consiguieron financiamiento externo y lograron hacer un trabajo alrededor de toda la cadena del maíz.

Ahora sí: lo que se encontraron es que la sobreestimación era de 170%. Lo interesante, dice, es que eso movilizó a que se cambie la metodología y se tomara otra recomendada por las Naciones Unidas. Desde ahí se “enganchó” a este tema técnico y eso lo llevó a participar de la Cumbre de París ayudando a los negociadores de la Cancillería a prepararse para esa negociación clave.

“Ya quedamos involucrados y abordamos un tema central: el sector agropecuario no como un problema emisor sino ya como parte de la solución”, explica. Así, en diciembre de 2015 se aprobaba el Acuerdo de París que empezó a plantear muchas responsabilidades. A partir de eso, los países debían decir “yo voy a bajar tanto”.

Pero para poder decirlo ahora podía saber a ciencia cierta cuánto emitía y luego recién decidir internamente a qué sectores va a obligar a bajar y cómo lo van a hacer. Argentina, por ejemplo, subió los porcentajes de biocombustibles, y frenó la deforestación.

Ahora, desde Carbon Group, acompañan ese desafío ayudando a las empresas a entender su propia huella, ver qué y cuánto están emitiendo y cómo lo pueden bajar. Pero ese es un trabajo que hacen muchas empresas en el país hoy, por eso se especializaron en un tema: los suelos.

La firma trabaja en buscar la manera de lograr que los suelos, en lugar de ser un espacio donde se emiten gases de efecto invernadero, sea uno donde se secuestra o se toma Carbono de la atmósfera y se lo vuelve a restituir al suelo.

Según explicó el especialista, ese primer planteo por parte del ministro de Agricultura de Francia durante el acuerdo de París, en el que decía al mundo que para no entrar en la crisis climática ya no alcanzaba con bajar las emisiones sino que teníamos que plantearnos la necesidad de recapturar el Carbono que ya enviamos a la atmósfera, les marcó el camino: “Lo mejor es volver a los suelos, y para eso nos especializamos”.

 

https://open.spotify.com/episode/3xz0FONOvOU6zmSwFRtCKa?si=gYQeCy6KTHekU1XOHK3wWA