El Consejo Nacional Apícola avanza en potenciar el desarrollo de la actividad

Productividad, consumo interno, trazabilidad y apertura de mercados, fueron los ejes que se trabajaron durante el encuentro.

Con el objetivo de promover y preservar la actividad apícola en nuestro país, y lograr que la cadena tenga mayor competitividad, la Secretaría de Agroindustria llevó a cabo la primera reunión del año del Consejo Nacional Apícola, que fue encabezada por el secretario de Gobierno de Agroindustria, Luis Miguel Etchevehere, y contó con la representación de 15 provincias, autoridades de entidades públicas y privadas y de las mesas apícolas provinciales.

Durante la apertura del encuentro, el Secretario indicó que “el mundo nos reconoce por la calidad de la miel y eso es gracias al trabajo que realizan día a día los que protagonizan el desarrollo de la actividad apícola, tanto desde el sector público como el sector privado. Argentina exporta el 90 por ciento de la miel que se produce, y eso es posible porque estamos trabajando en conjunto no solo para abrir nuevos mercados, sino también para potenciar la fuerza de esta actividad agroindustrial”.

Además, el titular de la cartera agroindustrial destacó la representatividad de los productores de la mayoría de las provincias que desarrollan la actividad, al mismo tiempo que señaló que “desde Agroindustria acompañamos a todos los actores de la cadena para avanzar en competitividad, en normativas que beneficien a la actividad y en la apertura de nuevos mercados”.

Uno de los ejes de trabajo de la reunión fue el del impacto en las provincias y localidades que desarrollan la apicultura, con el uso de productos fitosanitarios para otro tipo de producciones, y la importancia de la aplicación y registro de productos de acuerdo a las normativas de SENASA y las recomendaciones de los organismos internacionales. En esta misma línea, se destacó la importancia de iniciar un análisis de riesgo en el uso de dichos productos, tanto a nivel nacional como provincial; y se acordó armar un grupo de trabajo para abordar la problemática de manera integral, y generar acciones en las cada provincia, teniendo en cuenta su potestad en materia de aplicaciones para promover un desarrollo apícola armónico, preservando el rol de polinizador de la abejas para la producción de otros alimentos.

Por otra parte, desde la Comisión Nacional de Miel Fraccionada, que trabaja articuladamente con el sector público, se analizaron distintos casos de incorrecta rotulación y adulteraciones de la miel en el mercado interno, y en consecuencia el Instituto Nacional de Alimentos informó acerca de los avances en la campaña federal de control de alimentos y el rol destacado del control de miel, junto con las áreas de bromatología de las provincias. En este marco, cobra mayor realce la campaña de concientización que se llevará adelante en el marco de la Semana de la Miel, que se desarrollará en todo el país, desde la semana del 14 al 20 de mayo.

Desde el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) se presentaron las denuncias recibidas por mortandad de colmenas durante el 2018, y las acciones realizadas hasta el momento para detectar el origen de la mortandad. La mayor parte de las denuncias se originaron en las provincias de Buenos Aires, Córdoba, Entre Ríos, Chaco, Jujuy, Misiones, y Santa Fe. En este punto, los representantes del Consejo resaltaron la importancia de continuar con el seguimiento y centralización de nuevos casos de colmenas destruidas; y de seguir difundiendo el uso de la aplicación “Alertas Senasa”, una herramienta disponible para que los productores hagan expresos los casos de muerte de abejas en cada una de las regiones.

Por último, se remarcó la importancia de actualizar y generar nuevas metodologías de trabajo sobre la detección de adulteración de mieles en el mercado global, a través de las acciones que se realizan desde el Gobierno nacional y desde la mesa de trabajo de Apicultura del Consejo Agropecuario del Sur (CAS), integrada por los países del Mercosur y Chile, propiciando desde el ámbito regional que el Codex Alimentarius realice una actualización de las metodologías analíticas en esta materia.

Además los integrantes del Consejo Nacional Apícola dialogaron sobre la importancia de seguir trabajando para fortalecer el sistema de trazabilidad; el desarrollo de la guía que busca caracterizar los tipos de miel en todo el territorio nacional; y la necesidad de abrir nuevos mercados de exportación de mieles, profundizar las negociaciones internacionales y fortalecer la presencia en Apimondia 2019 a realizarse en septiembre, en Canadá.

Estuvieron presentes en el encuentro el secretario de Alimentos y Bioeconomía, Andrés Murchison; la directora Nacional de Alimentos y Bebidas, Mercedes Nimo; representantes del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa); del Ministerio de Producción y Trabajo; y la Secretaría de Modernización, del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), de la coordinación de Cambio Rural, de la DIPROSE, de la Dirección Nacional de Relaciones Agroindustriales Internacionales, del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI). También conformaron el encuentro Instituto Nacional de Alimentos (INAL); integrantes de la Cámara de Exportadores de la República Argentina (CERA); de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME); de la Cámara Argentina Fraccionadora de Miel (CAFRAM); y de la Sociedad Argentina de Apicultores (SADA).

Además participaron autoridades y representantes de las mesas apícolas provinciales de Salta, Santa Fe, Neuquén, Tucumán, La Rioja, Formosa, La Pampa, Córdoba, Chaco, Buenos Aires, Entre Ríos, Corrientes, Mendoza, Río Negro y San Luis. También representantes de la Comisión de Miel Fraccionada; de la Sociedad Rural Argentina (SRA); de la Confederación Intercooperativa Agropecuaria Limitada (CONINAGRO); Confederaciones Rurales Argentinas (CRA); Federación Agraria Argentina (FAA), y de la Universidad de Buenos Aires y de la Agencia de Inversiones y Comercio Internacional.